Carnes

Receta de Pato a la kumquat con castañas (Asia - América del sur)

Ingredientes
  • - Para 2 personas:
  • 1 magret de pato
  • 20 kumquats
  • 8 castañas
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 30 g de mantequilla
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • 1 vaina de vainilla
  • 1/2 rama de canela
Elaboración de la receta de pato a la kumquat con castañas (Asia - América del sur)

Parte los kumquats por la mitad, sácales el jugo (reserva la piel) y cuélalo a un bol. Mezcla el zumo con un chorrito de agua y reserva.

Pon a caramelizar 3 cucharadas de azúcar con la mantequilla y agrega la piel de los kumquats. Añade la canela y vierte el zumo reservado. Cocina a fuego suave durante 15 minutos, hasta que reduzca el caramelo. Reserva los kumquats y la reducción.

Haz un corte a las castañas y caliéntalas en el microondas a máxima potencia durante 1 minuto aproximadamente (para pelarlas con facilidad). Deja templar y pélalas. Saltea las castañas en una sartén con un chorrito de aceite, una cucharada de azúcar y la reducción de los kumquats.

Haz cortes diagonales y superficiales al magret de pato. Salpimienta y fríelo en una sartén con un chorrito de aceite. Cuando se dore por un lado, dale la vuelta y ve bañándolo con su propia grasa. Escurre y pon el magret en una fuente apta para el horno. Hornea a 180ºC, durante 7 minutos. Retira, deja reposar y trocéalo.

Para el aceite de vainilla, abre la vaina de vainilla (reserva la vaina), retira las semillas y ponlas en un bol. Agrega un buen chorro de aceite y remueve.

Esparce los kumquats y las castañas por el plato y coloca el magret de pato. Salsea con el aceite de vainilla y decora con la vaina de vainilla.

Consejo

Origen: Asia-América del sur (queda por investigar más)

Kumquats: Conocida también como naranja enana, su nombre científico es Fortunella margarita. Se trata de un fruto nativo del este de Asia que se cultiva sobre todo en Japón y en China. Agridulce por fuera y amargo por dentro, su piel es lisa, de color anaranjado y muy brillante. Es más delicado y frágil que las naranjas.