Carnes

Receta de Pavo mechado con manzana asada

Receta de Pavo mechado con manzana asada

Autor:

Karlos Arguiñano nos sorprende con una deliciosa receta de pechuga de pavo con manzana asada.

Ingredientes
  • - Para 4-6 personas:
  • 1/2 pechuga de pavo de 1 kg
  • 100 gr. de tocino
  • 100 gr. de jamón
  • 4-6 manzanas (distintas variedades)
  • 1 copa de brandy
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de de caldo
  • harina de maíz refinada
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra
  • 1 rama de tomillo
  • perejil
Elaboración

Corta el tocino y el jamón en tiras, vete poniéndolas -una a una- en el mechador e introduce en la pechuga. Ata la pechuga, salpimienta y dórala en una tartera con un chorrito de aceite. Cuando tome color, moja con el brandy, el vino y el caldo (carne, ave, verduras). Pon la pechuga en una fuente apta para el horno, vierte la salsita y agrega el tomillo. Hornea a 200ºC, durante 15 minutos, dale la vuelta y vuelve a hornear a 190ºC, durante 15-20 minutos. Retira la lid de cocina al pavo y trocea en ocho lonchas. Cuela la salsita y caliéntala en una sartén. Liga con dos cucharadas de harina de maíz refinada diluida en agua fría y espolvorea con un poco de perejil picado. Deja reducir a fuego fuerte.

Corta las manzanas (de diferentes variedades) en cuatro rodajas gruesas y vuelve a ¿montar¿ las manzanas alternando rodajas de distinto color (para dar un toque original y vistoso). Ensarta cada manzana en un palo de brocheta, ponlas en una fuente apta para el horno (puedes pintarlas con un poco de aceite para darles brillo) y asa a 190ºC, durante 15-20 minutos (junto con el pavo mechado y así se cocinan a la vez).

Sirve el pavo en un plato, salsea por encima (puedes acompañar con el resto en una salsera) y acompaña con la manzana multicolor. Decora con una hojita de perejil.

Consejo

El mechador es un utensilio en forma de pincho grande y hueco, que permite hacer un orificio a lo largo de la pieza de carne e introducir una tira de tocino o jamón. El objetivo, es aportar grasas en el interior de la pieza que se va a cocinar y evitar que se quede seca.