Carnes

Receta de Escalopes de solomillo al queso

Ingredientes
  • - Para 2 personas:
  • 350 g de solomillo de ternera
  • 8 lonchas de queso
  • 6 champiñones
  • 2 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • 100 g de calabaza
  • 1/2 calabacín
  • 50 g harina de tempura
  • levadura
  • azúcar
  • agua fría
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
Elaboración de la receta de escalopes de solomillo al queso

Para hacer la tempura, mezcla en un bol la harina con una pizca de sal, pimienta y azúcar. Vierte el agua fría sin parar de remover hasta que coja consistencia. Añade un poco de levadura, mezcla y deja reposar la tempura durante unos minutos. Corta el calabacín en bastones y las chalotas por la mitad. Reboza las verduras en la tempura y fríe todo en una cazuela con abundante aceite. Reserva la fritura sobre papel absorbente.

Corta en láminas la calabaza y fríela en un cazo con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Pasa la calabaza por un colador para hacer un puré y reserva.

Limpia los champiñones en un bol con agua, sécalos y córtalos en láminas. Pica los ajos y dóralos en una sartén con un chorrito de aceite. Añade los champiñones y saltéalos con una pizca de sal y de pimienta. Reserva.

Corta el solomillo en cuatro rodajas y aplástalos bien hasta obtener filetes delgados. Cubre cada filete con 2 lonchas de queso y los champiñones salteados. Enrolla cada escalope y sujétalo con un palillo. Salpimienta y colócalos en un recipiente de horno bañado en aceite. Hornea a 230º C durante 8 minutos. Reserva.

Retira los palillos de los escalopes y sírvelos acompañados de la tempura de calabacín y chalota. Salsea el plato con el puré de calabaza.