Carnes

Receta de Pollo al curry con puré de patatas

Receta de Pollo al curry con puré de patatas

Autor:

Receta de pollo guisado al curry con puré de patatas. Karlos Arguiñano nos propone un plato de pollo rico en sabores con hongos, verduras y puré de patatas.

Ingredientes de la receta de pollo al curry con puré de patatas:
  • - Para 4 personas:
  • 8 jamoncitos de pollo
  • 3 patatas
  • 10 champiñones o 2-3 hongos
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 pimiento verde
  • 1 cucharadita de harina
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 chorrito de leche
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra
  • 1 cucharadita de curry
  • perejil
Elaboración de la receta de pollo al curry con puré de patatas:

Pela y trocea las patatas y ponlas a cocer en una cazuela con agua hirviendo y sal. Tapa y cocina durante 10-12 minutos. Escurre las patatas y pásalas por el pasapurés. Coloca el puré en un cuenco, vierte un chorrito de leche para aligerarlo y perejil picado. Mezcla bien.

Limpia los hongos, trocéalos y saltéalos en una sartén con un chorrito de aceite. Sazona y añádelos al cuenco del puré. Mezcla bien y reserva.

Salpimienta los jamoncitos de pollo y dóralos en una sartén con un chorrito de aceite. Escurre el aceite de los jamoncitos y resérvalos.

Pela y pica la cebolla, el pimiento verde y las zanahorias y rehoga todo en la olla rápida con un chorrito de aceite. Sazona. Añade una cucharadita de harina y otra de curry y remueve. Vierte el vino blanco y un chorrito de agua y mezcla bien. Incorpora los jamoncitos, coloca la tapa y cocina (al 2) durante 4 minutos. Retira los muslos a un plato y resérvalos. 

Tritura la salsa con la batidora eléctrica. 

Sirve los jamoncitos en un plato y nápalos con la salsa. Acompaña con el puré y decora con una hojita de perejil.

Consejo

El curry se debe guardar en los mismos frascos de cristal de color o de latón en los que lo venden. Debe estar herméticamente cerrado y guardarlo en lugar fresco y seco.

En esta receta por un lado, el pollo contiene gran aporte de hierro fácilmente asimilable y por otro las patatas nos aportan energía y regulan nuestro comportamiento alimentario.

Las patatas son un alimento rico en hidratos de carbono, vitaminas y potasio. Además NO son alimentos muy calóricos si no se preparan fritas.

Deben estar presentes todos los días en nuestra dieta, en forma de guarnición como en esta caso o acompañando a verduras o legumbres. Se recomienda una patata al día.

En caso de que cuele la salsa:

Un consejo para las personas obesas, estreñidas y personas con colesterol y diabetes es que no cuelen la salsa, ya que con esta acción, se eliminan parte de la fibra de la receta.