Carnes

Receta de Jamón con salsa de cebolla y piña asada

Receta de Jamón con salsa de cebolla y piña asada

Autor:

Jamón con salsa de cebolla y piña asada, Karlos Arguiñano prepara jamón relleno con tortilla y pimientos del piquillos, acompañado de piña asada.

Ingredientes
  • - Para 4-6 personas:
  • 1 babilla de cerdo (de un 1Kg)
  • 1/2 piña
  • 3 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 4 pimientos del piquillo
  • 2 huevos
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de caldo
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra
  • perejil
Elaboración de la receta de jamón con salsa de cebolla y piña asada

Casca los huevos en un cuenco, agrega un poco de perejil picado y una pizca de sal. Bate los huevos y haz una tortilla en una sartén con una gotita de aceite. Déjala cuajar y resérvala en un plato.

Haz dos cortes a la carne y ábrela a modo de tríptico, de manera que se pueda abrir una parte hacia la derecha y otra hacia la izquierda. Salpimienta. Coloca la tortilla en uno de los cortes y los pimientos del piquillo en el otro corte y cierra. Ata la carne con una cuerda de cocina, colócala en una bandeja apta para horno, rocía con aceite y hornea (con el horno precalentado) a 220º C durante 20 minutos para que se selle la carne.

Pela y lamina los dientes de ajo y dóralos en una sartén con un chorrito de aceite. Pela y corta las cebollas en juliana, añade a la sartén y deja que se poche. Sazona. Cuando la cebolla esté bien pochada vierte el vino y el caldo y deja que hierva unos minutos. Agrega a la bandeja de horno por encima de la carne y deja hornear 15-20 minutos más a 220º C. Retira la carne a un plato y déjala dentro del horno apagado para que se mantenga caliente.

Coloca la salsa de la bandeja con la cebolla y el jugo en un vaso batidor, tritura con la batidora eléctrica, cuela y reserva.

Pela la piña, córtala en 4 gajos y retira a cada gajo la parte dura. Dale calor a una sartén y asa la piña por los dos lados a fuego suave durante 5-6 minutos. Reserva.

Retira la cuerda de la carne y córtala en lonchas un poco gruesas. Sirve una loncha en un plato, salsea y acompaña con un gajo de piña asada. Decora con una hojita de perejil.

Consejo

A la hora de comprar una piña, apuesta por las que tengan un aspecto exterior uniforme y sin golpes. Además hay un truco para elegirla bien: tira con suavidad de las hojas interiores de su plantón y, si se desprenden con facilidad, significa que está en su estado de maduración perfecto.

Esta es una receta pensada para el día después de los excesos; es decir, su objetivo es depurar y desintoxicar el organismo para ¿relajar¿ al máximo nuestro sistema digestivo. Es importante tomar mucha agua. Puede ser a base de caldos depurativos, cocinados con puerro, cebolla, apio y perejil.

Las frutas también nos ayudan a hidratarnos y nos aportan vitaminas y minerales que contribuyen a eliminar todas las toxinas que hemos ingerido durante las fiestas. Se pueden consumir en zumo, en compotas, en macedonias. Y acordaos de que la piña nos ayuda a mejorar la digestión.

Otro aliado puede ser las infusiones de boldo, hinojo, cardo mariano¿ que nos ayudan a completar loa ingesta de agua y a mejorar nuestro estado digestivo.

Además, es importante que nuestra dieta se base en verduras y hortalizas, crudas o cocidas, ya que nos aportan agua, vitaminas y minerales.

Por otro lado, los yogures ayudan a regular la flora intestinal y estimulan las defensas naturales. Además, utilizaremos formas de cocción sin grasa.