Carnes

Receta de Pierna de cordero rellena a la mandarina

Receta de Pierna de cordero rellena a la mandarina

Autor:

Receta de pierna de cordero rellena de mandarina, la sugerencia culinaria de Karlos Arguiñano.

Ingredientes
  • - Para 6 personas:
  • 2 piernas de cordero (deshuesadas)
  • 4 mandarinas
  • 1 vaso de caldo
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • harina de maíz refinada
  • agua
  • sal
  • pimienta negra
  • perejil (para decorar)
  • - Para el relleno:
  • 100 gr. de ciruelas pasas
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 2 mandarinas
  • 1 huevo
Elaboración

Pela dos mandarinas, córtalas en rodajas finas y resérvalas. Ralla la peladura y resérvala.

Retira las grasas y los huesos a las piernas de cordero y ábrelas a modo de abanico. Salpimienta y resérvalas.

Para hacer el relleno, coloca en un cuenco las ciruelas pasas picaditas, la ralladura de la mandarina y el pan rallado. Casca el huevo y mezcla bien. Reparte el relleno sobre las piernas de cordero y reparte las rodajas de mandarina sobre el relleno. Cierra la carne y envuelve cada pierna en un papel de hornear (tiene que quedar como un envoltorio de caramelo). Colócalas sobre una bandeja apta para horno y hornea (con el horno precalentado) a 200º C, durante 30 minutos.

Vierte en una sartén el vino, el caldo y el zumo del resto de las mandarinas. Dale calor y cuando esté hirviendo vierte el líquido sobre las piernas de cordero y hornea a 200º C durante 20 minutos más. Pasado este tiempo saca la bandeja del horno, coloca las piernas en un plato e introdúcelas de nuevo en el horno para que se mantengan calientes con el calor residual. Vierte el jugo de la bandeja en una sartén y dale un hervor para que reduzca. Si queda ligera, diluye una cucharada de harina de maíz en agua fría, añade y mezcla para que ligue. Retira el papel a la carne y haz rodajas, sírvelas en un plato y salsea. Decora con una hojita de perejil.

Consejo

Las mandarinas de mayor calidad son las que tienen la piel blanda pero no arrugada y bien adherida a los gajos.

A pesar de su contenido en grasas saturadas, la carne de cordero tiene muchas ventajas nutricionales. Es una fuente importante de proteínas de alta calidad. Y la vitamina B12 junto al hierro presente en esta carne la hace un alimento indicado para evitar la anemia, tan frecuente en las mujeres, en los ancianos y en deportistas de alto nivel.

Precisamente por su contenido en grasas saturadas esta carne se debe consumir de forma moderada.

De entrada en esta cena, se recomienda una sopa de verduras: con calabaza, pimiento, cebolla, zanahoria y tomate. Es decir, una sopa con mucho color para que nos aporte los antioxidantes necesarios para prevenir enfermedades cardiovasculares.