Carnes

Receta de Conejo con fideos

Receta de Conejo con fideos

Autor:

Esta receta de Karlos Arguiñano está indicada para personas que quieren adelgazar, debido a las propiedades nutritivas del conejo y de los fideos.

Ingredientes
  • Para 4 personas:
  • 1 conejo
  • 200 gr. de fideos 
  • 1 cebolleta
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • 100 gr. de habitas
  • 100 gr. de guisantes 
  • 1/2 l. de caldo de ave
  • aceite de oliva 
  • sal
  • pimienta negra
  • perejil (para decorar)

Elaboración

Pica la cebolleta y ponla a pochar en una tartera con un chorrito de aceite. Pica el pimiento verde y la zanahoria y añádelos. Sazona y cocina. Una vez pochadas las verduras, retíralas a un plato y reserva.

Dora los fideos en una sartén, a fuego medio, hasta que cojan color tostado. Reserva. Desgrana los guisantes y resérvalos.

Trocea el conejo, salpimienta y ponlo a dorar en una tartera con un chorrito de aceite. Cuando tome color, añade las verduras pochadas, las habas y los guisantes desgranados. Incorpora los fideos tostados y vierte el caldo de ave. Mezcla y dale un hervor. Hornea a 220ºC durante 8-10 minutos (con el horno precalentado).

Sirve en plato hondo y decora con una ramita de perejil.

Consejo

El conejo de granja se cría de manera más intensiva y más rápidamente que el conejo en libertad, contienen más grasa, su carne es de un color algo más claro, rosáceo, la carne es más tierna y su sabor más suave.

Esta receta es muy interesante para todos y, en especial, para las personas que están haciendo una dieta de adelgazamiento. Para completar el menú podemos comer una ensalada de primero y de postre una fruta fresca y un lácteo.

El conejo es una carne magra que aporta proteínas de alto valor nutricional sin excesiva cantidad de grasas. Por su composición nutritiva está recomendado en caso de seguir dietas bajas en grasa y colesterol. La carne de conejo está aconsejada para las personas con retención de líquidos e hipertensión por su alto contenido en potasio y por su aporte moderado de sodio, lo que le convierte en una carne de elección en dietas adelgazantes.

Los fideos son una interesante fuente de azúcares de asimilación lenta que van a equilibrar nuestra ingesta alimentaria. Nos aportan energía para funcionar óptimamente, sin debilidad ni cansancio, y nos ayuda a mantener un buen estado de ánimo. Apenas aportan grasa, por lo que son aptos para todos salvo para los celíacos.

Las habas y los guisantes aportan fibra a la receta con gran efecto saciante; por consiguiente, son muy recomendables en cualquier menú de adelgazamiento. Además, son ricos en potasio y magnesio. También aportan proteínas, aunque de menor valor biológico que las del conejo, al acompañarse de estas proteínas animales en el plato, aumentan mucho su disponibilidad para ser aprovechadas por el organismo.