Carnes

Receta de Pechuga de pato con espárragos en tempura de azafrán

Receta de Pechuga de pato con espárragos en tempura de azafrán

Autor:

Karlos Arguiñano prepara una pechuga de pato acompañada de espárragos y boniatos rebozados en una tempura con azafrán.

Ingredientes de la receta de Pechuga de pato con espárragos en tempura de azafrán:
  • Para 4 personas:
  • 2 pechugas de pato
  • 1-2 boniatos
  • 16 espárragos verdes
  • 50 gr. de azúcar
  • 250 ml. de vinagre de Módena
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • Para la tempura:
  • 150 gr. de harina
  • agua fría
  • unas hebras azafrán
  • sal
Elaboración de la receta de Pechuga de pato con espárragos en tempura de azafrán:

Mezcla el vinagre de Módena y el azúcar en una cazuela y pon a reducir hasta que se vuelva viscoso. Reserva la salsa.

Salpimienta las pechugas, hazles unos cortes superficiales (en forma de rombos) por la parte grasa y ponlos a dorar por ese mismo lado (sin aceite). Cuando se hayan tostado y se haya derretido parte de la grasa, colócalos (sin la grasa) en una bandeja de horno y hornea durante 5 minutos a 220º C (con el horno precalentado). Reserva.

Pela los boniatos, córtalos en chips y fríelos a fuego no muy fuerte en una sartén con aceite. Escúrrelos sobre un plato forrado con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Sazona y reserva.

Para hacer la tempura, tuesta un poco las hebras de azafrán en un sartén sin nada de aceite y májalas en un mortero. Mézclalas con la harina, vierte agua fría y mezcla bien, hasta que quede una pasta homogénea. Sazona.

Retira la parte inferior de los espárragos, pártelos por la mitad a lo largo, introdúcelos en la tempura y fríelos en la misma sartén donde has frito los boniatos. Retira a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Corta las pechugas en rodajas y sirve. Acompaña con los espárragos en tempura y unas chips de boniato. Salsea con la reducción de Módena.

Consejo

Conviene elegir los boniatos de aspecto firme porque es un producto muy frágil. Una vez en casa, se debe almacenar en un lugar fresco, seco, oscuro y bien oreado, donde puede conservarse hasta diez días.

Información nutricional: Los beneficios del espárrago