Carnes

Receta de Patorrillo

Receta de Patorrillo

Autor:

Karlos Arguiñano nos enseña cómo elaborar el patorillo, un plato típico de la cocina de La Rioja y Navarra a base de tripas de cordero.

Ingredientes
  • Ingredientes (8 p.):
  • 2 k de patorrillo (manitas de cordero con intestinos de cordero)
  • 2 cebollas
  • 1 cabeza de ajos
  • 4 pimientos choriceros
  • 100 g de chorizo fresco
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de comino
  • 1 cucharada de pimentón picante
  • 1/2 guindilla
  • sal
  • 3 hojas de laurel
  • perejil
Elaboración de la receta de patorrillo:

Mete el patorrillo en la olla rápida, sazona, agrega 2 hojas de laurel, 1 cebolla cortada en cuatro trozos y media cabeza de ajos (enteros y sin pelar). Cúbrelos con abundante agua, coloca la tapa y deja cocinar 40 minutos a fuego no muy fuerte a partir de que comience a salir el vapor. Cuela el caldo y resérvalo. Coloca el patorrillo en una tartera.

Retira los tallos y las pepitas de los pimientos choriceros. Ponlos a remojo en un bol con agua caliente y cuando se hidraten sácales la carne. Resérvala.

Pica la otra cebolla en daditos y ponlos a pochar en una tartera con un chorrito de aceite. Sazona. Cuando estén un poco pochados añade el chorizo. Cuando se termine de pochar la cebolla, saca el chorizo y resérvalo.

Pela y trocea el resto de los ajos, májalos en el mortero con el perejil picado e incorpora a la cazuela de la cebolla. Agrega la carne del pimiento choricero, el comino, el pimentón, la otra hoja de laurel y un trocito de guindilla. Vierte un litro del caldo resultante de cocer el patorrillo y deja cocinar 15-20 minutos. Retira el trozo de guindilla y la hoja de laurel, pasa la salsa por el pasapurés y añádela a la tartera del patorrillo. Incorpora la guindilla, la hoja de laurel y el chorizo cortado en trocitos. Deja cocinar 5 minutos más.

Sirve el patorrillo y salsea. Decora con una hojita de perejil.

Acera de la receta:

El Patorrillo es un plato típico de la cocina de La Rioja y Navarra realizado con tripas de cordero. Su elaboración es laboriosa, por lo que no aparece en muchas cartas de restaurantes.

Información nutricional de la receta:

Plato de consumo ocasional ya que nos aporta grasas que aumentan los niveles de colesterol.

Plato de alto valor calórico de manera que deberemos ser cuidadosos con el tamaño de la ración, sobretodo las personas con sobrepeso.

Plato de difícil digestión, no recomendado para personas con digestiones lentas.

La ensalada acompañante completa el aporte de fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y agua ayudando a mejorar la digestión del plato principal.

De postre una rodaja de piña y una infusión de boldo para mejorar la digestión de la comida.

Pirámide alimentaria:

El cordero lechal tiene poca grasa y puede considerarse nutricionalmente como una carne blanca, es decir como el pollo. Además las patas no son la zona del cordero que más grasa tiene (son las costillas).

Recordad que para estar bien nutridos hay que hacer una dieta variada en la que se incluyan todos los grupos de alimentos y dentro de cada grupo de alimentos, en este caso las carnes, también deberemos variar el tipo de alimentos para que nuestra dieta nos aporte todos los nutrientes que necesitamos para estar sanos. Así esta carne nos aporta además de grasas, proteínas necesarias para formar defensas y mantener nuestra masa corporal.

También tiene vitaminas del grupo B y minerales necesarios para el buen funcionamiento del sistema nervioso y del organismo en general. Los higadillos de cordero tienen un alto valor nutricional. Así, nos aportan proteínas de calidad necesarias para mantener la masa muscular y formar defensas.

Buenísima fuente de vitaminas del grupo B, y vitaminas A y D. La vitamina D es una vitamina que está en pocos alimentos y es deficitaria en muchas personas, siendo necesaria para que tengamos los huesos sanos.

Fuente importante de hierro de fácil asimilación que nos ayuda a prevenir la anemia. Alimento no recomendable para las personas con ácido úrico elevado, aunque como siempre decimos, un alimento por sí sólo no nos hace enfermar o sanar sino la dieta en su conjunto de manera que los higadillos de cordero pueden formar parte de una dieta sana y equilibrada sin que suponga ningún riesgo para la salud de nadie.

El laurel nos ayuda a hacer bien la digestión facilitando la función del hígado. Abre el apetito de manera que se recomienda el uso de laurel para elaborar los platos de personas que deben coger peso. Evita la hinchazón de abdomen después de las comidas evitando la formación de gases. Recomendado para personas nerviosas y con insomnio.

Consejo de la Doctora Telleria:

El mejor consejo para estar sanos y bien nutridos es comer lo más variado posible pero en cantidad moderada.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena:

Tags relacionados cordero cocina regional