Ensaladas y verduras

Receta de Lasaña de purés

Ingredientes
  • - Para 4 personas:
  • 4 patatas grandes
  • 500 gr. de calabaza
  • 2 puerros
  • 1 cebolla
  • 12 espárragos verdes
  • 12 pimientos del piquillo
  • 100 gr. de queso
  • 1 puñado de arroz
  • azúcar
  • agua
  • aceite virgen extra
  • sal
  • perejil
Elaboración de la lasaña de purés

Para hacer el puré de patata, pon a cocer las patatas en una cazuela con agua hirviendo. Pélalas, trocéalas y pásalas por el pasapurés. Sazona, añade perejil, un chorrito de aceite y mezcla bien (el puré debe quedar bien espeso). Reserva el puré de patata en una manga pastelera.

Para hacer el puré de calabaza, pica los puerros y la cebolla y póchalos en una cazuela con un chorrito de aceite. Cuando tomen color, añade la calabaza cortada en dados y cubre con agua. Agrega el arroz, sazona y deja hervir durante 15-18 minutos. Retira el caldo y tritura con la batidora eléctrica (el puré debe quedar espeso). Reserva el puré de calabaza en una manga pastelera.

Corta los espárragos por la mitad a lo largo y saltéalos en una sartén con chorrito de aceite. Sazona y resérvalos en un plato.

Coloca los pimientos del piquillo en una sartén con un chorrito de aceite, condimenta con sal y azúcar y deja que se cocinen por los dos lados a fuego suave. Para servir, haz una capa cuadrada de puré de patata en el fondo de la fuente, coloca encima los espárragos salteados, cubre con una capa de puré de calabaza y coloca encima los pimientos del piquillo. Termina con otra capa de puré de patata, espolvorea con queso rallado y gratina en el horno 2-3 minutos. Sirve y adorna con una ramita de perejil.

Consejo para elegir, preparar y cocer puerros 

Los puerros se blanquean casi siempre en agua hirviendo con sal antes de sus preparaciones.

Al comprarlos, la mayoría de los puerros parecen limpios, porque la tierra exterior ha sido quitada. En la cocina hay que hacerles varios cortes con la punta de un cuchillo (en la zona donde salen las hojas) y quitar la tierra que tienen en las hojas internas. Si están muy sucios lo mejor es cortarlos por la mitad a lo largo y pasarlos por agua hasta que estén bien limpios.