Ensaladas y verduras

Receta de Milhojas de calabacín con langostinos

Ingredientes
  • 1 calabacín
  • 12 langostinos
  • 2 cebolletas
  • 1 patata
  • 3 ajetes frescos
  • 1 tomate
  • 4 lonchas de queso
  • 75 ml. leche
  • agua
  • aceite de oliva
  • azúcar
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada
  • orégano
Elaboración de milhojas de calabacín con langostinos

Para hacer la crema de patata, pela la patata, córtala en rodajas y ponla a cocer en un cazo con agua hirviendo y sal. Escurre la patata, colócala en un colador y presiona con la cuchara hasta que quede un puré.

Vierte la leche en un cazo, añade el puré de patata, un poco de nuez moscada y deja calentar. Remueve hasta que quede cremoso. Reserva.

Para hacer la salsa de tomate, corta la parte verde de las cebolletas, pícala y fríela en un cazo con un chorrito de aceite. Pela, quita las pepitas al tomate, pícalo y añade. Condimenta con una pizca de azúcar, una pizca de sal y una pizca de orégano. Deja que se cocine el tomate. Coloca la salsa de tomate en un vaso batidor y tritura con la batidora eléctrica. Reserva la salsa.

Pica los ajetes y las cebolletas en juliana y fríelos en una sartén con un chorrito de aceite. Quita las cabezas a los langostinos, pélalos, quítales los intestinos, córtalos por la mitad a lo largo como si fuera un libro (sin cortar del todo) y añade a la sartén. Salpimienta el conjunto y deja cocinar sin dejar que los langostinos se hagan del todo. Escurre y reserva los langostinos.

Lava el calabacín, lamínalo (con cuchillo o con mandolina) y cuécelo en una cazuela con agua hirviendo y sal durante 4 minutos. Escurre el calabacín y resérvalo en una fuente con papel absorbente para eliminar el exceso de agua. Pon un molde o cortapastas en un plato y coloca en la base una capita de calabacín y encima los langostinos. De nuevo otra capa de calabacín, otra de langostinos y termina con una capita de calabacín. Cubre con 2 lonchas de queso, desmolda e introduce en el horno precalentado y deja gratinar 4 minutos. Sirve un milhojas en un plato, mancha el plato con la crema de patata y con la salsa de tomate.

Consejo

Dice el refrán que "en los meses que no tengan erre guárdate del marisco ". Pero como hoy en día existen los congelados podemos saborearlos todo el año.