Ensaladas y verduras

Receta de Guisantes con huevo trufado y tortitas

Receta de Guisantes con huevo trufado y tortitas

Autor:

Karlos Arguiñano crea una combinación de guisantes y como guarnición huevo trufado y tortitas.

Ingredientes
  • - Para 4 personas:
  • 800 gr. de guisantes (desgranados)
  • 4 huevos
  • 2 trufas pequeñas
  • 2 cebolletas
  • harina
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • sal de trufa
  • hebras de cártamo
Elaboración

Pon a cocer los guisantes en una cacerola con agua hirviendo y sal. Tapa y deja que se cocinen durante 12-15 minutos. Reserva los guisantes y el caldo.

Pica las cebolletas y póchalas en una sartén con un chorrito de aceite. Cuando tomen color, añade un poco de harina, cocínala y agrega los guisantes y un poco del caldo de la cocción (unos dos cazos aproximadamente y reserva el resto). Guisa.

Coloca un trozo de film transparente en un cuenco y pégalo bien a las paredes y a la base. Pinta la base con un poco de aceite y agrega una pizca de una trufa picada, un huevo cascado, un poco de sal de trufa y de nuevo una pizca de trufa picada. Cierra con el film a modo de bolsita, dale vueltas y ata un nudo. Haz en total 4 bolsitas de huevos trufados y escálfalos en una cacerola ancha con el resto del caldo hirviendo durante 3-4 minutos. Retira el film en el último momento con unas tijeras.

Mezcla en un bol harina (40 gr.) con el doble de agua bien fría (80 ml.). Corta 16 círculos de papel de horno (tomando un vaso como molde) y extiende sobre la mitad de los círculos la crema de harina y agua. Espolvorea con un poco de cártamo y una pizca de la otra trufa picada finamente y cubre con otro círculo de papel. Presiona bien y fríe las tortitas a fuego no muy fuerte en una sartén con aceite caliente. Cuando tomen un color dorado, retira de la sartén, deja templar y quita los papeles.

Sirve los guisantes en un plato hondo, coloca el huevo escalfado en el centro y acompaña con las tortitas.

Consejo

Si quieres unos huevos perfumados con trufa, pon los huevos en un recipiente hermético y añade una trufa limpia y envuelta en papel absorbente (sin taparla del todo). Cierra el recipiente, introdúcelo en el frigorífico y mantenlo durante dos días. La porosidad de la cáscara de los huevos hará que su interior se impregne del aroma de la trufa.