Ensaladas y verduras

Receta de Ensalada de bonito y canónigos

Receta de Ensalada de bonito y canónigos

Autor:

Bruno Oteiza nos prepara un refrescante ensalada: Ensalada de bonito y canónigos.

Ingredientes
  • - Para 4 personas:
  • 1 rodaja gruesa de bonito
  • 100 g de canónigos
  • 1 patata
  • 1/2 cabeza de ajos
  • 10 hojas de remolacha
  • 1/2 limón
  • 1/2 kg de azúcar
  • 1/2 kg de sal gruesa
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • 1 rama de romero
  • vinagreta
Elaboración

Mezcla en un bol el azúcar y la sal gruesa. Retira la piel y la espina central del bonito e introduce los lomos en el bol de la sal y el azúcar. Envuélvelos bien y deja que se maceren durante 15 minutos aproximadamente.

Transcurrido ese tiempo, pasa los trozos de bonito por el agua y sécalos bien. Ponlos en un bol y cúbrelos con aceite de oliva. En el momento de servir, córtalos en tacos gorditos.

Pon en un cazo abundante aceite, media cabeza de ajo y una ramita de romero. Pela la patata, córtala en rodajas gruesas e introdúcelas en el cazo. Deja que se confiten a fuego suave durante 25 minutos.

Para hacer el aceite de remolacha, introduce en el vaso de la batidora unas gotas de zumo de limón, 6 hojas de remolacha troceadas y un buen chorro de aceite de oliva. Tritura, cuela y reserva.

Pon los canónigos en un bol y alíñalos con la vinagreta y con un toque de pimienta.

Pon un par de trozos de patata en cada plato. Condiméntalas con el aceite de remolacha y con una pizca de sal. Coloca encima unos tacos de bonito y por último los canónigos y una hoja de remolacha. Condimenta con un chorro de vinagreta y con un toque de pimienta.

Consejo

Truco: aromatizar patatas confitadas

¿Confitar patatas¿ es un proceso que consiste en cocinarlas a fuego suave en abundante aceite. Una buena idea consiste en confitarlas. Para ello durante el proceso no tienes mas que añadir cualquier producto que les transmite sabor. En el caso de hoy vamos a aromatizarlas con ajo y romero.

Descripción del bonito

El bonito se diferencia del atún principalmente por la longitud de la aleta pectoral, que en el bonito es bastante más larga, así como por las rayas oblicuas de color oscuro que el bonito presenta a ambos lados de la zona dorsal.