Ensaladas y verduras

Receta de Pencas de cardo rellenas con bechamel de jamón

Receta de Pencas de cardo rellenas con bechamel de jamón

Autor:

Pencas de cardo cocidas y después rellenas con bechamel de jamón gratinada. Receta de Karlos Arguiñano.

Ingredientes
  • - Para 4 personas:
  • 2 pencas de cardo grandes
  • 100 gr. de jamón serrano
  • 40 gr. de harina integral
  • 1/2 l. de leche
  • 2 yemas de huevo
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimentón
  • perejil
Elaboración de la receta de Pencas de cardo rellenas con bechamel de jamón:

Limpia las pencas de cardo retirando bien los hilitos y córtalas por la mitad (a lo ancho). Coloca las pencas en una cacerola con abundante agua hirviendo y sal, tapa y deja que se cuezan durante 15-20 minutos. Escurre y deja que se templen. Una vez templadas y para que los trozos de penca de cardo asienten corta una tira en la parte de atrás. Pícalas y resérvalas. Reserva los 4 trozos de cardo con los huecos hacia arriba en la placa de horno.

Para hacer la bechamel, vierte un chorrito de aceite en una cazuela, añade el jamón picadito y rehoga. Agrega la harina y rehoga. Vierte la leche poco a poco mientras remueves la masa con la varilla. Cocina a fuego suave durante 10-12 minutos sin dejar de remover. Añade perejil picado y las tiras de cardo picaditas. Mezcla bien.

Rellena los huecos de los cardos con la bechamel y gratínalos en el horno (con el horno precalentado) hasta que se doren. Reserva caliente.

Mezcla en un cuenco las yemas con una pizca de pimentón, una gotita de aceite y una pizca de sal. Sirve 1 ración de penca gratinada en cada plato, decora con unos hilos de yema y una hojita de perejil.

Consejo

Se han de descartar los ejemplares de cardo blandos, con manchas y puntos secos.

Este plato es muy aconsejable para las personas que tengan digestiones difíciles o, incluso, para cocinarlo tras los excesos navideños. La razón es que todas las verduras de sabor amargo como el cardo, las alcachofas, la endibia o la escarola, contienen sustancias protectoras para el hígado. Además, favorecen la función de la vesícula biliar y facilita la digestión de las grasas.

De postre no nos va a venir nada mal una macedonia de frutas, para aportarnos las vitaminas necesarias para aumentar las defensas durante el invierno. Podéis probar a prepararla con manzana, kiwi, plátano y zumo de naranja.