Ensaladas y verduras

Receta de Ensalada de lentejas con mollejas de pollo confitadas

Receta de Ensalada de lentejas con mollejas de pollo confitadas

Autor:

Receta de Karlos Arguiñano de ensalada de lentejas con mollejas de pollo confitadas y vinagreta de pistacho.

Ingredientes (4 personas):
  • 200 gr. de lentejas
  • 400 gr. de mollejas de pollo
  • 2 puerros
  • 2 tomates
  • 2 dientes de ajo
  • 150 gr. de grasa de pato
  • 60 gr. de pistachos (pelados)
  • agua
  • zumo de 1/2 limón
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 hoja de laurel
  • 1 rama de romero
  • sal
  • perejil
Elaboración de la receta de Ensalada de lentejas con mollejas de pollo confitadas:

Pon las lentejas a cocer en una cazuela con abundante agua y una pizca de sal. Cocínalas durante 20-25 minutos a fuego suave. Es importante cocerlas poco de manera que queden al dente y no se rompan. Una vez hechas, escurre y resérvalas.

Lava las mollejas de pollo y ponlas en la olla rápida, cúbrelas con agua, sazona, añade una hoja de laurel y la rama de romero. Coloca la tapa y cuécelas durante 20 minutos a partir de que comience a salir el vapor. Escúrrelas. Ponlas en otra cazuela, añade la grasa de pato y confítalas a fuego suave otros 20 minutos. Escúrrelas y trocéalas un poco. Saltéalas en una sartén con 2 dientes de ajo pelados y picados. Reserva.

Pela los tomates, córtalos en dados y resérvalos.

Lava bien y corta los puerros en juliana fina y fríelos en una sartén con aceite. Escúrrelos sobre un plato forrado con papel absorbente de cocina y resérvalo.

Maja 40 gramos de pistachos (reserva el resto) agrégales el zumo de medio limón, sal y un chorro de aceite de oliva.

Mezcla las lentejas con las mollejas y el tomate. Vierte la vinagreta de pistacho, mezcla y sirve. Adorna con los pistachos reservados picados, el puerro crujiente y una hoja de perejil.

Consejo:

Si se mantienen las mollejas con la grasa en la nevera durante 2 o 3 días, estarán más jugosas y sabrosas porque habrán absorbido parte de la grasa.

Información nutricional de la receta: Lentejas, alimento prebiótico