Ensaladas y verduras

Receta de Crepes rellenos de puerro, calabacín y queso de cabra

Receta de Crepes rellenos de puerro, calabacín y queso de cabra

Autor:

Receta de Karlos Arguiñano de crepes rellenos de puerro, calabacín y queso de cabra con salsa de oporto.

Ingredientes (4 personas):
  • 2 puerros
  • 1/2 calabacín
  • 100 gr. de queso de cabra
  • 250 ml. de vino de Oporto
  • harina de maíz refinada
  • agua
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • perejil
  • Para la masa de los crepes:
  • 3 huevos
  • 150 gr. de harina
  • 1/4 l. de leche
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • perejil picado
  • 1 nuez de mantequilla
Elaboración de la receta de Crepes rellenos de puerro, calabacín y queso de cabra:

Para hacer la masa de los crepes, casca los huevos en un vaso batidor y añade la harina, la leche, el aceite y una pizca de sal. Añade un poco de perejil picado. Tritura con la batidora eléctrica hasta que quede una masa homogénea sin grumos.

Funde la mantequilla en una sartén, vierte un cacillo de masa, extiéndela bien y cuando se cuaje dale la vuelta y cocina durante 1 minuto. Deshecha siempre el primer crepe. Realiza 8 crepes de esta manera, retíralos a un plato y resérvalos.

Limpia y pica los puerros. Ponlos a pochar a fuego medio en una sartén con un chorrito de aceite y sal. Pica el calabacín en cuartos de luna y añádelos. Tapa la sartén para que sude la verdura. Escurre y deja que se temple. Coloca en un costado de cada crepe una porción de la mezcla de verduras y 1 rodaja de queso (que ocupe un cuarto).

Dóblalo (tiene que quedar un triángulo) y fríelos en una sartén con un poco de aceite. 

Pon el vino de Oporto a reducir hasta que coja una consistencia espesa. Liga la salsa con una cucharadita de harina de maíz refinada diluida en agua fría. 

Sirve los crepes y salsea el plato. Adorna con una hoja de perejil.

Consejo:

Si notas que la masa se pega a la sartén y no se suelta, añade un poco más de aceite a la masa.

Información nutricional de la receta: Beneficios del calabacín