Ensaladas y verduras

Receta de Pisto a la bilbaína

Ingredientes (4 personas):
  • 2 cebollas 
  • 2 pimientos verdes 
  • 1-2 calabacines (600 g) 
  • 4 cucharadas de salsa de tomate 
  • 4 huevos 
  • 4 rebanadas de pan de molde 
  • aceite de oliva virgen extra 
  • sal 
  • perejil picado
Elaboración de la receta de Pisto a la bilbaína:

Corta las cebollas en dados y ponlas a pochar en una cazuela amplia con un poco de aceite. Sazona y cocina durante 10 minutos aproximadamente. Añade los pimientos verdes cortados en dados. Deja pochar durante otros 10 minutos. Limpia el calabacín, córtalo en dados e incorpóralo. 

A los 10 minutos, cuando estén las verduras bien pochadas, añade la salsa de tomate

Bate los huevos, agrégalos a la verdura, retira la cazuela del fuego y remueve hasta que cuaje. 

Con un cuchillo de sierra retira la corteza a las rebanadas de pan y corta cada una en 4 triángulos. Fríelos por los 2 lados en una sartén con aceite. Escúrrelos sobre un plato cubierto con papel de cocina. Después, pasa la punta por perejil picado. 

Sirve el pisto a la bilbaína y acompáñalo con los triángulos de pan frito.

Consejo:

Elige calabacines pequeños o medianos que sean compactos, firmes al tacto, sin manchas en la piel y pesados en relación con su tamaño. Te aconsejo que rechaces los calabacines excesivamente grandes porque suelen tener demasiadas pepitas y una carne menos tierna.

Historia del pisto:

El origen del pisto posiblemente esté relacionado con una cocina elaborada por campesinos, que aprovechaban los productos de la huerta que tenían a mano para cocinar. Por esta razón, las verduras empleadas suelen variar enormemente dependiendo de la zona, de la temporada y de los gustos locales, etc. No obstante, se puede decir que siempre lleva tomate y pimiento, y es frecuente que lleve cebolla, ajo, calabacín, etcétera.