Huevos

Receta de Crepes de chistorra con huevo frito y aros de cebolla

Receta de Crepes de chistorra con huevo frito y aros de cebolla

Autor:

El cocinero Karlos Arguiñano prepara unos originales crepes de chistorra con huevo frito y aros de cebolla.

Ingredientes (6 personas):
  • 6 huevos
  • 1 cebolla
  • 100 gr de harina
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • perejil
  • Para los crepes (6 unidades):
  • 50 gr de chistorra
  • 2 huevos
  • 100 gr de harina
  • 165 ml de leche
  • 2 cucharadas de aceite virgen extra
  • sal
Elaboración de la receta de Crepes de chistorra con huevo frito y aros de cebolla:

Retira la tripa de la chistorra y desmenuza el interior. Saltéala en una sartén con unas gotas de aceite. Córtala en trocitos pequeñitos. Reserva.

Para hacer la masa de los crepes, coloca los huevos en un vaso batidor. Añade la harina, la leche, una cucharada de aceite y una pizca de sal. Tritura con la batidora eléctrica hasta que quede una masa homogénea sin grumos. Agrega la chistorra.

Pon la otra cucharada de aceite en una sartén, vierte un cacillo de masa y extiéndela bien. Cuando se cuaje dale la vuelta. Cocínala durante 30 segundos. Repite el proceso con el resto de la masa (la primera se desecha) Resérvalos.

Pela la cebolla, córtala en aros y pásalos por la harina. Deja reposar en la harina durante 15 minutos. Fríe los aros de cebolla y escúrrelos sobre un papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Fríe los huevos en una sartén con aceite. Para servir, pon en la base del plato la crepe de chistorra, pon encima el huevo frito y los aros de cebolla. Salpimienta y adorna con unas hojas de perejil.

Información nutricional de la receta:

Plato de consumo ocasional, ya que nos aporta excesiva cantidad de grasa que hace peligrar el mantenimiento del peso. Es un plato recomendado para personas con gran desgaste físico por su alto valor energético. Además, es un plato nutritivo, ya que aporta proteínas de calidad necesarias para mantener la masa corporal, hidratos de carbono necesarios para tener energía, grasas, vitaminas y minerales.

Las crepes son tortitas finas muy nutritivas, hechas con ingredientes sanos de alto valor nutritivo como son la leche y los huevos Es el relleno el que convierte el plato en saludable o no. En esta ocasión, los huevos del relleno, nos aportan proteínas de calidad, vitaminas A, B, D y E y minerales como el hierro y el azufre. Nos aportan también grasas saludables y colesterol.

Las cebollas nos aportan agua, vitaminas, minerales y antioxidantes. Al estar rebozadas y fritas se incrementa considerablemente su aporte calórico.

La chistorra del relleno será un alimento de consumo ocasional por su alto contenido en grasas que suben el colesterol, y sal. Por lo que es un alimento no recomendado en especial para personas con problemas de corazón y tensión alta.

Las crepes pueden rellenarse con frutas o verduras, aumentando así la presencia de estos alimentos en nuestra dieta y en especial en la dieta del niño, presentándolos de manera diferente y atractiva. Son muy fáciles de hacer, pudiendo el niño intervenir en su preparación y así conocer y aprender a manipular los diferentes alimentos para su correcta educación nutricional. Además, las crepes pueden sustituir a los productos de bollería industrial en los desayunos y meriendas.

La ensalada acompañante mejora el aporte de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, aunque sugiero quitar la miel de sus ingredientes para disminuir la presencia de azúcar en nuestra dieta.

De postre comeremos una macedonia de frutas y un yogur.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena:

Consejo de la Doctora Telleria:

Se recomienda el aceite de oliva para las frituras, ya que es el que mejor aguanta las altas temperaturas.