Pastas y pizzas

Receta de Lasaña de pollo y piquillos

Ingredientes
  • - Para 4 personas:
  • 3 pechugas de pollo
  • 12 pimientos de piquillo
  • 12 placas de lasaña
  • 1/2 l. de leche
  • 2 cucharadas de harina
  • 250 gr. de queso
  • agua
  • aceite virgen extra
  • sal
  • nuez moscada
  • perejil
Elaboración de la receta de lasaña de pollo y piquillos

Pon las láminas de lasaña a cocer en una cazuela con agua, un chorro de aceite y una pizca de sal durante 10 minutos.

Salpimienta las pechugas, úntalas con bastante perejil picado y enróllalas con film plástico de cocina. Cuécelas en una cazuela con agua durante 10 minutos.

Limpia los pimientos de piquillo, ábrelos y colócalos en una fuente apta para el horno, riégalos con un poco de aceite, espolvoréalos con un poco de sal y un poco de azúcar.

Para la bechamel, rehoga la harina en una sartén con un poco de aceite. Vierte la leche poco a poco sin dejar de remover, sazona, ralla encima un poco de nuez moscada y cocínala hasta que espese.

Coloca 2 placas en el fondo de una fuente apta para el horno, cubre con rodajas de pollo, tapa con otras 2 placas de lasaña, distribuye encima los pimientos y una capa de queso, tapa con otras 2 láminas de lasaña. Finaliza con otra capa de pollo y otra de lasaña. Cubre con la bechamel, ralla encima un poco más de queso y gratina en el horno. Decora con una rama de perejil.

Consejo

El secreto de una buena bechamel reside en rehogar primero la grasa con la harina hasta conseguir que se desprenda de las paredes del recipiente. A continuación, se vierte la leche (poco a poco) sin dejar de remover hasta que la mezcla espese y quede homogénea. Cuanto más la cocinemos, más fina quedará.