Pastas y pizzas

Receta de Raviolis de queso y espinacas con salsa de calabacín

Receta de Raviolis de queso y espinacas con salsa de calabacín

Autor:

Receta de raviolis de queso y espinacas con salsa de calabacín, tomates cherry . Bruno Oteiza no enseña como hacer pasta fresca de manera sencilla y rica. 

Ingredientes
  • - Para 2 personas:
  • 400 g de espinacas
  • 1 calabacín
  • 8-10 tomates cherry
  • 350 g de queso fresco
  • 1/2 l de leche descremada
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • cristales de sal
  • pimienta
  • orégano
  • albahaca
  • - Para hacer la pasta fresca (250 g):
  • 250 g de harina
  • 2 yemas de huevo
  • 1 huevo batido
  • harina (para enharinar)
  • 100 ml de agua
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 pizca de sal
Elaboración de la receta de raviolis de queso y espinacas con salsa de calabacín

Para hacer la salsa de calabacín, pon la leche a calentar (sin que hierva). Corta el calabacín en cuartos e introdúcelos en la cazuela de la leche. Agrega los tomates cherry partidos por la mitad (reserva 3 ó 4) y cocina durante 20 minutos aproximadamente. Añade una pizca de orégano y tritura. Ponla de nuevo al fuego, agrega unas hojas de albahaca y deja hervir. Reserva.

Para hacer la pasta fresca, pon en un bol la harina, el agua, las yemas, el aceite y una pizca de sal. Mezcla bien y cuando empiece a coger un poco de consistencia, pásala a una superficie limpia y amasa con las manos hasta que quede una masa compacta y flexible. Déjala reposar un rato, pártela por la mitad y extiéndela a mano o con una máquina especial para hacer pasta hasta que queden dos tiras largas bien finas. Pincélalas con huevo batido.

Pon las espinacas en un bol con un chorrito de agua y una pizca de sal y cocínalas durante 3 minutos y medio a máxima potencia. Escurre y pícalas finamente.

Corta el queso en daditos y ponlos en un bol. Ablándalos en el microondas durante 1 minuto y medio aproximadamente.
Agrega las espinacas al bol, sazona y mezcla bien. Introduce la mezcla en una manga pastelera. Pon pequeños montoncitos de masa a lo largo de una de las tiras de pasta. Coloca encima la otra tira y marca con la mano cada ravioli. Córtalos con ayuda de un cortapastas, enharínalos ligeramente y déjalos reposar durante 7 minutos.

Pon abundante agua a hervir y cocina los raviolis durante 2-3 minutos. Escurre.

Sirve los raviolis en un plato hondo y vierte la salsa de calabacín por encima. Condimenta con una pizca de pimienta y unos cristales de sal. Acompaña con unos tomatitos cherry, riega con un chorrito de aceite y sirve.