Pastas y pizzas

Receta de Pizza mediterránea

Ingredientes (2 personas):
  • 2 latas (de 1kg.) de tomate entero en conserva
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 1 base de pizza
  • 2 sardinas en salazón
  • 100 gr. de queso mozzarella
  • 100 gr. de cheddar
  • 50 gr. de queso Idiazabal
  • unas aceitunas negras
  • aceite de oliva
  • azúcar
  • sal
  • orégano
Elaboración de la receta de pizza mediterránea:

Para hacer la salsa de tomate, pica las cebollas, el pimiento y el diente de ajo. Pon a pochar en una cazuela con aceite. Cuando esté a punto, agrega los tomates en conserva, aplástalos con una cuchara de palo y cocina a fuego medio durante 45 minutos. Añade una pizca de sal y una pizca de azúcar y pásala por el pasa purés.

Extiende la base de pizza sobre la placa de horno, cubre la superficie con la salsa de tomate y espolvorea con un poco de orégano. Pica los quesos y colócalos encima, añade unas sardinas en salazón, unas aceitunas negras deshuesadas y troceadas. Introduce en el horno a 210º C. durante 10-15 minutos.

Pasado este tiempo, sirve la pizza con toque y sabor mediterráneo.

Consejo:

La salsa de tomate es una salsa elaborada principalmente de la pulpa de los tomates, a la que a veces se le añade una fritura de cebollas, albahaca, sal, aceite, ajo y especias.

Puedes congelar la salsa de tomate para utilizarla en otras ocasiones, tanto en recipientes de plástico como en bolsas para congelar; deja que temple la salsa e introdúcela al congelador.