Pastas y pizzas

Receta de Empanada de sardinas con algas

Receta de Empanada de sardinas con algas

Autor:

Karlos Arguiñano nos presenta una receta de empanada rellena de sardinas con alga wakame en salazón.

Ingredientes
  • - Para 4 personas:
  • 2 masas para empanada
  • 20 sardinas
  • 80 gr. de wakame (en salazón)
  • 3 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 huevo (para pintar)
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • perejil (para decorar)
Elaboración de la receta de empanada de sardinas con algas:

Pela y corta en juliana la cebolla y póchala en una sartén con un chorrito de aceite. Sazona y reserva.

Lava las algas y ponlas a remojo en un cuenco con agua para retirar la sal. Escurre y resérvalas. Pela y lamina los dientes de ajo y dóralos en una sartén con un chorrito de aceite. Añade las algas y saltea el conjunto. Reserva.

Limpia las sardinas, retirando las escamas, las cabezas y las tripas. Saca dos lomos limpios de cada sardina, sazona y resérvalas.

Estira una de las masas de empanada y coloca encima (de la mitad hacia la derecha) la mitad de la cebolla, la mitad de las algas y la mitad de los lomos de sardinas. Cierra la masa y haz un borde en los extremos apretando con los dedos para sellarla bien. Haz lo mismo con la otra masa de empanada.

Coloca las empanadas en una bandeja apta para horno forrada con papel de hornear. Píntalas con huevo batido (para que adquieran un color más dorado y un brillo más atractivo) y haz en el centro de cada empanada un agujero con el cuchillo para que salga el vapor y se cuezan mejor. Hornea a 200º C, (con el horno precalentado) durante 20 minutos. Parte las empanadas por la mitad, sirve una ración en un plato y decora con una ramita de perejil.

Consejo

A la hora de comprar sardinas hay que comprobar que su color sea brillante y que posean un olor suave.

En épocas de frío, de humedad y mucha gente sufre de los huesos debido a estos cambios bruscos de tiempo. Hoy vamos a dedicar la receta de esta noche a las personas que tienen problemas con los huesos, así que muy atentas esas personas.

Por lo tanto hemos cocinado una receta indicada para las personas con artritis reumatoide y en general con enfermedades óseas que cursen con dolor e inflamación.

Los omega 3 presentes en las sardinas impiden la producción de unas sustancias, las prostaglandinas, responsables del dolor e inflamación de las enfermedades de los huesos, pudiendo mitigar el dolor en dichos procesos.

Este efecto se consigue comiendo pescado azul (sardinas) 2 ó 3 veces por semana.

Las algas utilizadas en esta receta tienen grandes propiedades mineralizantes beneficiosas para los huesos. Acompañadas de las sardinas que a parte de su contenido mineral, tienen en su grasa, la vitamina D, hacen de esta receta un cóctel nutritivo muy interesante para preservar la salud de los huesos.

El gran contenido en yodo, que tienen las algas y las sardinas, van a permitir un buen funcionamiento del metabolismo, siempre que el tiroides funcione correctamente.