Pastas y pizzas

Receta de Pasta fresca tricolor con berenjena

Receta de Pasta fresca tricolor con berenjena

Autor:

Bruno Oteiza explica cómo hacer pasta fresca casera de tres colores: de huevo, de espinacas y de tomate. Además, la acompaña con berenjena asada.

Ingredientes (4 personas):
  • 1 berenjena
  • salsa inglesa
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • comino en polvo
  • una rama de tomillo
  • harina para amasar
  • Para la pasta blanca:
  • 100 gr de harina
  • 1 huevo
  • aceite de oliva
  • sal
  • Para la pasta verde:
  • 75 gr de espinacas frescas
  • 100 gr de harina
  • 1 huevo
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • Para la pasta roja:
  • 1 cucharada de tomate concentrado
  • 100 gr de harina
  • 1 huevo
  • aceite de oliva
  • sal
Elaboración de la receta de Pasta fresca tricolor con berenjena:

Para la pasta blanca, pon en un bol la harina, el huevo, un chorro de aceite de oliva y sal. Mezcla bien y amasa con las manos hasta obtener una masa homogénea. Dale forma de bola y deja que repose durante 1 hora aproximadamente.

Para la pasta verde, cuece las espinacas brevemente durante unos 2 minutos en una cazuela con agua y un poco de sal. Escúrrelas bien sobre un papel absorbente. Tritúralas con la batidora junto con el huevo y un chorrito de aceite. Mezcla el puré con la harina y vuelve a mezclar y amasar. Dale forma de bola y deja que repose durante 1 hora aproximadamente.

Para hacer la pasta roja, mezcla en un bol un huevo, harina, una pizca de sal y un chorrito de aceite. Agrega el tomate concentrado, mezcla bien y amasa. Dale forma de bola y deja que repose durante 1 hora aproximadamente.

Estira la pasta enharinada varias veces y córtala con la ayuda de la máquina para pasta.

Corta la berenjena por la mitad, sazona y deja que sude. Retira el agua. Haz unos cortes superficiales y espolvorea con el comino. Riega con un chorrito de aceite de oliva y hornéala a 180ºC durante unos 30 minutos.

Saca la pulpa de las berenjenas. Aderézala con un chorrito de aceite de oliva y un poco de tomillo.

Cuece la pasta en agua hirviendo con sal durante un minuto. Escúrrela y saltéala con un poco de agua de su cocción. Adereza con un poco de salsa inglesa.

Sirve la pasta, acompaña con la berenjena y decora con una ramita de tomillo.

Consejo:

Podéis congelar la pasta fresca si lo deseáis. Para ello, debéis meterla en el congelador una vez cortada, sin cocerla.