Pescados y mariscos

Receta de Arco iris de salmón

Ingredientes
  • - Para 2 personas -
  • 1 lomo de salmón de 500 g
  • 100 g de arroz bomba
  • 9 champiñones
  • 1 tomate
  • 2 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • 80 g de espinacas
  • 1 copa de vino blanco
  • 2 cucharadas de nata líquida
  • 1 yema de huevo
  • azúcar
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta blanca
  • perejil picado
Elaboración

Retira la piel y las espinas de la pieza de salmón y cuécelas en una cazuela con agua para hacer un caldo. Parte la pieza de salmón en 4 tiras alargadas y reserva.

Pica las chalotas y póchalas en una cazuela con un chorrito de aceite. Agrega un ajo picado y dóralo brevemente. Añade el arroz, vierte la mitad del vino blanco, un poco del caldo de pescado, salpimienta y espolvorea con una pizca de perejil picado. Lamina los champiñones y agrégalos a la cazuela cuando empiece a hervir el arroz. Cocina durante 15 minutos y reserva.

Corta en dados el tomate y saltéalo junto con el otro ajo picado en una cazuela con un chorrito de aceite. Añade una pizca de perejil picado, sal, azúcar y cocina durante 3 minutos. Una vez cocinado, incorpora el conjunto a la cazuela del arroz y mézclalo bien. Reserva.

Saltea las espinacas en una sartén con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Coloca las espinacas encima de las tiras de salmón, enróllalos y ciérralos con un palillo. Coloca los 4 rollitos de salmón en una fuente de horno, vierte unas gotas de aceite por encima y hornea a 180º C durante 12 minutos. Reserva.

Para la salsa, coloca en un cazo la otra mitad del vino blanco con un poco del caldo de pescado y cocina hasta que reduzca. Una vez reducido, vierte la nata líquida y cocina hasta que engorde la salsa. Por último, añade la yema de huevo y mezcla bien. Sirve el arroz, coloca encima los rollitos de salmón y salsea.

Consejo

Para poder disfrutar al máximo el salmón, de su exquisita textura, de su jugosa carne y de su delicado y penetrante sabor, sólo hay un secreto, no hacerlo demasiado. El tiempo aconsejado de cocción varía en función del tipo de preparación. Podremos cocinarlo, a la plancha, a la parrilla o al horno.