Pescados y mariscos

Receta de Ensalada caliente de gulas

Receta de Ensalada caliente de gulas

Autor:

Receta de ensalada caliente de gulas del cocinero Ramón Roteta, una rica combinación de patata, aguacate, tomates, lechugas variadas y gulas cocidas con albariño. 

Ingredientes
  • - Para 2 personas -
  • 200 g de gulas
  • 1 patata
  • 2 tomates
  • 1 aguacate
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de lechuga de roble
  • 2 hojas de lollo
  • 1 hoja de escarola
  • 1 huevo
  • azúcar
  • 1/2 limón
  • 1 copa de albariño
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta blanca
  • orégano
  • perejil picado
Elaboración de la receta de la ensalada caliente de gulas 

Pela la patata, córtala en rodajas y cuécelas en un cazo con agua y una pizca de sal. Reserva. En otro cazo con agua y sal, cuece el huevo durante 8 minutos. Pélalo, pícalo y reserva.

Pela los tomates, retira las pepitas y trocéalos. Pica la cebolleta y póchala en una cazuela con un chorrito de aceite. Agrega el tomate, una pizca de sal, azúcar y orégano. Remueve bien y cocina durante 5 minutos. Cuela y reserva por separado el sofrito de tomate y el caldo.

Para hacer una vinagreta de tomate, pica el huevo cocido, añádelo al caldo que tenías reservado y aliña con un chorrito de aceite y unas gotas de zumo de limón. Espolvorea con una pizca de perejil picado y de pimienta, remueve bien y reserva.

Lamina los ajos y dóralos en una sartén con un chorrito de aceite. Añade las gulas, una pizca de sal y de pimienta, vierte el albariño y cocina unos minutos.

Parte el aguacate por la mitad, extrae la carne y córtala en láminas. Reserva.

Limpia las hojas de lechuga, lollo y escarola en un bol con agua.

Para la presentación de la ensalada caliente de gulas: Coloca en la base de dos moldes cuadrados, la patata laminada, encima el aguacate, las lechugas variadas, el sofrito de tomate y por último las gulas. Desmolda y sirve el plato acompañado de la vinagreta de tomate.

Consejo

La gula es un producto de buena calidad, tanto desde el punto de vista gastronómico como desde el punto de vista nutritivo. Se fabrica a partir del surimi, que es un picado de músculo o carne de pescado. En concreto, el surimi utilizado para hacer las gulas se consigue sobre todo de un pescado blanco llamado Abadejo de Alaska.