Pescados y mariscos

Receta de Marmitako de caballa

Receta de Marmitako de caballa

Autor:

El marmitako es un guiso a base de pescado en este caso caballa o verdel y patatas. Receta elaborada por Karlos Arguiñano.

El marmitako o marmitaco es una receta tradicional de la cocina vasca. Este tipo de guisos con patatas se suelen hacer con bonito, aunque, como en este caso se pueden utilizar otros muchos pescados para cocinar junto a las verduras. Este marmitako es de caballa o verdel, pero también los hay de chipirones, de salmón o se pueden hacer en crema.

Ingredientes de la receta de Marmitako de caballa:
  • - Para 4-6 personas:
  • 2 ó 3 caballas o verdel (dependiendo del tamaño)
  • 3 patatas
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 3 dientes de ajo
  • 1 guindilla cayena
  • 1 cucharada de carne de pimiento choricero
  • agua
  • aceite virgen extra
  • sal
  • pimienta negra
  • perejil (para decorar)
Elaboración de la receta de Marmitako de caballa:

Para hacer un caldo, quítales la cabeza y la cola a las caballas, retírales la piel e incorpóralas a una cazuela con agua hirviendo, sal y perejil. Deja cocinar durante 10-12 minutos. Desespuma, cuela y reserva el caldo.

Saca dos lomos de cada pieza, córtalos por la mitad y retira la espina central. Corta los lomos de caballa en dados, salpimienta y resérvalos.

Para hacer el marmitako, pica los dientes de ajo, la cebolla y el pimiento verde y ponlos a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite. Pela y pica el tomate, añade a la cazuela y deja cocinar. Sazona y agrega la guindilla cayena. Pela y trocea las patatas e introduce en la cazuela. Añade la carne del pimiento choricero y vierte el caldo. Remueve y deja cocinar 15-20 minutos a fuego moderado.

Retira la guindilla cayena de la cazuela, y añade los daditos de caballa. Cuando el guiso empiece a hervir, apaga el fuego y deja reposar al calor 5 minutos. Sirve en plato hondo y adorna con una ramita de perejil.

Consejo

Las caballas más buscadas y sabrosas son las pequeñas, llamadas del año. Las caballas más grandes serán más sabrosas a la parrilla.