Pescados y mariscos

Receta de Mejillones en papillote transparente

Receta de Mejillones en papillote transparente

Autor:

Receta de mejillones en papillote trasparente de Enrique Fleischmann, una receta de moluscos muy sabrosa y con un toque original.

Ingredientes
  • 2 Kg de mejillón de roca
  • 2 patatas
  • 3 chalotas
  • 50 ml de leche de coco
  • 50 ml de vino blanco
  • 250 ml de cerveza
  • aceite de oliva
  • sal
  • 1 pizca de pimentón
  • 1 pizca de curry
  • 1 pizca de jengibre en polvo
  • hierbas de Provenza
  • perejil picado
Elaboración

Limpia los mejillones, retira las barbas y colócalos en dos boles cubiertos con un trozo de papel de aluminio o plástico de cocina especial para el horno. Pica la chalota y agrégala a uno de los papillotes. Añade una pizca de hierbas de "Provenza", vierte el vino y la cerveza y esparce un poco de perejil picado. En el otro papillote, espolvorea las especias (jengibre, curry y pimentón), vierte la leche de coco y añade un poco de perejil picado. Cierra bien cada paquetito con un hilo (para que no se escape el vapor), colócalos en una bandeja apta para el horno y hornea a 180ºC, durante 12-15 minutos. Reserva caliente.

Pela las patatas, córtalas en juliana y fríelas en una sartén con un chorrito de aceite. Retira y escúrrelas en papel absorbente. Pica el ajo y las otras 2 chalotas finamente y póchalas en una sartén con un chorrito de aceite. Añade las patatas fritas, agrega las hierbas, sazona y saltea.

Abre los papillotes de mejillón y colócalos en dos boles. Acompaña con las patatas fritas y las verduras pochadas. Condimenta con perejil picado al gusto y sirve.

Consejo

El mejillón, por sus características de textura y sabor, se adapta perfectamente a multitud de preparaciones tanto frías como calientes: mejillones a la vasca (en salsa de tomate), mejillones a la crema, mejillones gratinados, mejillones en ensalada, en tortilla, fritos, salteados, rebozados, rellenos, a la marinera, participando en paellas de marisco, sopas de pescado, o simplemente presentados cocidos y acompañados de una vinagreta, para comerlos como aperitivo.