Pescados y mariscos

Receta de Bogavante con lichee

Receta de Bogavante con lichee

Autor:

Iwao Komiyama nos ofrece una elegante receta de bogavante siguiendo la elaboración de la cocina oriental.

Ingredientes
  • - Para 2 personas:
  • 2 bogavantes de 1/2 kilo
  • 3 espárragos verdes
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate sin piel y sin pepitas
  • 100 g de brotes de soja
  • 50 g de fideos de arroz
  • 20 g de almendras tostadas
  • 10 g de jengibre fresco
  • 1 cucharada de azúcar
  • aceite de oliva
  • 50 ml de aceite de sésamo
  • sal
  • pimienta
  • agua
  • semillas de sésamo negras y blancas (para decorar)
  • - Para la salsa de lichee:
  • 5 lichees
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 10 ml de zumo de limón
  • 100 ml de mirin o vino de Jerez
  • sal
Elaboración

Introduce dos brochetas en los bogavantes desde la cola hasta la cabeza para que durante la cocción no se retuerzan y se mantengan rectos. Pon a cocer los bogavantes en una cazuela con agua durante 4 minutos como máximo. Una vez cocidos retira las brochetas. Separa las colas de las cabezas y retira las cáscaras. Haz pequeños cortes superficiales en la cola para que se cocine mejor. Cocina el bogavante en el wok con un chorrito de aceite. Salpimienta y cocina por ambos lados. Reserva en un plato cubierto con papel absorbente de cocina.

Para la salsa, pon los lichees en el vaso batidor y tritura. Pasa el puré a una cazuela y cocínalo durante unos minutos con aceite, una pizca de sal, el azúcar, el zumo de limón y el mirin. Reserva la salsa.

Corta la zanahoria y los espárragos en diagonal y el tomate en medias lunas. Pela el jengibre, córtalo en láminas finas y ponlo en un bol con un chorrito de aceite para que no se pegue durante la cocción. Vierte en un wok un chorrito de aceite impregnando bien la base y saltea la zanahoria y los espárragos. Remueve y agrega el jengibre, los brotes de soja y el tomate, y sigue salteando durante unos minutos. Condimenta con sal, azúcar y pimienta. Al final de la cocción añade las almendras tostadas y el aceite de sésamo.

Fríe los fideos en una cazuela con abundante aceite durante unos segundos, hasta que se hinchen. Retíralos a un plato cubierto con papel absorbente de cocina.

Sirve el bogavante sobre una cama de fideos. Acompaña con las verduras y salsea con el lichee. Decora con las semillas de sésamo tostadas.