Pescados y mariscos

Receta de Bacalao con cebolla confitada y mahonesa de ajo

Receta de Bacalao con cebolla confitada y mahonesa de ajo

Autor:

Karlos Arguiñano elabora una suculenta receta de pescado: Bacalao con cebolla confitada y mahonesa de ajo.

Ingredientes
  • - Para 4 personas:
  • 4 lomos de bacalao (salazón)
  • 4 cebollas
  • 1/2 diente de ajo
  • 1 huevo
  • agua
  • vinagre
  • aceite de oliva
  • sal
  • perejil (para decorar)
Elaboración

Pon los lomos de bacalao a desalar con 48 horas de antelación. Cambia 3 veces de agua. Seca bien, pártelos por la mitad y reserva.

Pela y pica las cebollas en juliana fina y confítala en una sartén con un chorrito de aceite. Sazona, escúrrela y resérvala en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Para hacer la mahonesa de ajo, casca el huevo en un vaso batidor, añade 1/2 diente de ajo pelado y picado, agrega un chorrito de vinagre, una pizca de sal y una buena cantidad de aceite. Introduce el brazo de la batidora hasta el fondo y empieza a batir sin mover el brazo. Cuando empiece a emulsionar, muévelo y arriba para abajo suavemente. Reserva la mahonesa.

Cocina los lomos de bacalao en una sartén con un chorrito de aceite por los dos lados a fuego moderado para sellarlos bien. Colócalos en una bandeja apta para horno, nápalos con la mahonesa de ajo y gratina en el horno durante 3-4 minutos. Sirve un poco de cebolla en un plato y coloca encima un par de lomos de bacalao. Decora con una hojita de perejil.

Consejo

Si se opta por separar los dientes de ajo, se pueden conservar en un bote con agujeros o en un bote de cristal en el frigorífico.

El ingrediente principal de la receta de hoy es el bacalao, un pescado que nos aporta proteínas de calidad similar a la carne pero apenas tiene grasas, es un alimento aconsejado para todas las personas que tengan limitadas las grasas en su dieta.

Las personas que necesiten una receta baja en grasas pueden elaborar la receta sin añadir la mahonesa ya que esta salsa supone un incremento del aporte graso al plato, o por lo menos controlarán la cantidad de salsa añadida.

Para los que podemos comer de todo, esta mahonesa de ajo es perfecta para acompañar bacalao o cualquier otro pescado. Porque no olvidemos que el pescado debe estar presente en nuestra dieta 3-4 días a la semana para evitar problemas cardiovasculares.

Para hacer una comida o cena completa, podemos tomar de primero un plato de verduras, una menestra de verduras, y como postre una compota de manzana acompañada de una ración de queso.