Pescados y mariscos

Receta de Empanadillas de mejillón asadas con ensalada

Receta de Empanadillas de mejillón asadas con ensalada

Autor:

Unas deliciosas empanadilla de mejillón asadas con ensalada es la propuesta culinaria de Karlos Arguiñano.

Ingredientes de la receta de Empanadillas de mejillón asadas con ensalada:
  • - Para 4 personas:
  • 24 mejillones
  • 12 obleas para empanadilla
  • 2 cebolletas
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates
  • 2 dientes de ajo
  • 50 gr. de rúcula
  • 1 huevo
  • agua
  • vinagre
  • aceite de oliva
  • sal
  • un trozo de guindilla picante
  • perejil
Elaboración de la receta de Empanadillas de mejillón asadas con ensalada:

Para el relleno de las empanadillas, pela y pica los dientes de ajo y ponlos a dorar en una sartén con un chorrito de aceite. Retira el verde de las cebolletas, pícalas y añádelas. Pica el pimiento verde y agrégalo. Sazona y deja pochar.

Pela y pica los tomates y añádelos a la verdura pochada. Agrega la guindilla picada (en trozos no muy pequeños para poder retirarlos luego). Cocina. Retira la guindilla y reserva.

Limpia los mejillones y ponlos en una cacerola con un poco de agua. Tapa y cocina hasta que se abran. Retira la carne de las conchas. Reserva 12 mejillones y pica el resto. Añade los mejillones picados a la verdura. Espolvorea un poco de perejil picado, mezcla y deja atemperar. Reserva.

Extiende las obleas de empanadilla y pon un montoncito del relleno sobre cada una. Coloca un mejillón entero en el centro. Unta con agua los bordes de cada oblea y dóblalas por la mitad. Sella los bordes con la ayuda de un tenedor.

Casca un huevo en un bol, bátelo y pinta las empanadillas con el huevo. Colócalas sobre papel de hornear en una bandeja de horno. Hornea a 200ºC (con el horno precalentado) durante 20 minutos.

Aliña la rúcula con aceite, sal y vinagre. Mezcla.

Sirve 3 empanadillas por ración y acompaña con un poco de ensalada de rúcula.

Consejo

Para asegurarnos de que los mejillones que vamos a cocinar están vivos y frescos, las conchas tienen que estar cerradas. Y si están medio abiertas, tienen que reaccionar al tocarlos. Si no, hay que desecharlos.

Prestad especial atención a esta receta las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, los niños, los deportistas, las personas con anemia y los más mayores, porque la receta de hoy está especialmente recomendada para ellos.

El mejillón constituye una buena fuente de proteínas de calidad como: yodo, hierro, calcio, magnesio, vitaminas B y E, y ácido fólico.

El yodo presente en los mejillones regula el funcionamiento de nuestro organismo. Contribuye a mantener el metabolismo en condiciones óptimas de manera que aporte energía para funcionar correctamente, y ayuda a asimilar los distintos nutrientes de manera correcta.

Los mejillones tienen más cantidad de hierro que muchas carnes; además se asimila fácilmente en el organismo sobretodo si lo acompañamos con alimentos ricos en vitamina C, como la rúcula.

Controlando la cantidad de aceite para aderezar la ensalada es un plato con poco contenido en grasa apto para todos.