Pescados y mariscos

Receta de Anchoas con puré y piquillos

Receta de Anchoas con puré y piquillos

Autor:

Karlos Arguiñano nos presenta una receta de pescado, basada en anchoas sobre pan, indicada para degustar como aperitivo y con un gran aporte de omega 3.

Ingredientes de la receta de Anchoas con puré y piquillos:
  • Para 4 personas:
  • 24 anchoas
  • 12 rebanadas de pan
  • 2 patatas
  • 12 pimientos de piquillo
  • 3 dientes de ajo
  • harina y huevo batido
  • agua
  • azúcar
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra
  • perejil

Elaboración de la receta de Anchoas con puré y piquillos:

Pela y trocea las patatas y ponlas a cocer en un puchero con abundante agua y una pizca de sal. Deja cocinar 8-10 minutos. Escurre y pásalas por el pasapurés. Añade perejil picado, un poquito de aceite de oliva y pimienta molida. Mezcla e introduce en una manga pastelera. Reserva.

Pela y lamina un diente de ajo y ponlo a dorar en una sartén con un buen chorro de aceite. Corta los pimientos en juliana y añádelos. Agrega un poco de azúcar y sal, en la misma cantidad.

Corta 12 rebanadas de pan al bies. Estira bien cada rebanada con un rodillo y colócalas sobre una fuente para horno. Tuesta el pan en el horno por los dos lados y reserva.

Limpia las anchoas, retira la espina dorsal y sazona. Pásalas por harina y huevo batido y fríelas en una sartén con abundante aceite y dos dientes de ajo (enteros). Retíralas a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Pon tres rebanadas de pan en cada plato y cúbrelas con una capa de puré de patata. Coloca encima una anchoa rebozada, sobre esta unas tiras de pimiento y, para terminar, cubre con otra anchoa rebozada. Decora con una hojita de perejil y sirve.

Consejo

Tenemos una forma diferente de introducir pescado en nuestra dieta, especialmente interesante para los niños y las personas mayores.

Las anchoas nos aportan omega 3: ácidos grasos que disminuyen el colesterol y los triglicéridos en sangre y hacen que la sangre esté más fluida evitando la formación de trombos.

La grasa de la anchoa también nos proporciona vitaminas A y D, esta última es escasa en los alimentos, por eso las anchoas son un alimento interesante para los niños y las personas mayores. La vitamina D es la responsable de regular los niveles de calcio en sangre favoreciendo la absorción y fijación de este mineral al hueso.

Como ya nos ha dicho la nutricionista en otras ocasiones, el aceite de oliva es ideal para los rebozados ya que no empapa el alimento. Lo que significa que aporta menos calorías que si freímos con otro aceite; además, no se altera tan fácilmente con las altas temperaturas.

No hay que olvidar el aporte calórico que supone una fritura. Por eso, es muy buena la costumbre de poner el papel absorbente.

La patata y el pan complementan el aporte proteico del pescado, a la vez que proporcionan hidratos de carbono necesarios para que tengamos energía.

Los pimientos del piquillo tienen tres veces más cantidad de vitamina C que la naranja, de modo que son muy interesantes para aumentar las defensas en niños y ancianos.

Para completar el menú, de primero comeremos una ensalada y de postre un flan con fresas.