Pescados y mariscos

Receta de Mejillones gratinados con salsa holandesa

Receta de Mejillones gratinados con salsa holandesa

Autor:

Receta de Karlos Arguiñano de mejillones cocidos y gratinados en el horno con una salsa holandesa y acompañados de tiras de puerro frito.

Ingredientes (4 personas):
  • 24 mejillones 
  • 3 puerros 
  • 1/2 ramita de apio 
  • 3 yemas 
  • 1 copita de vino blanco 
  • 250 gr. de mantequilla 
  • 1 cucharadita de zumo de limón 
  •  aceite de oliva virgen extra 
  • sal 
  • perejil
Elaboración de la receta de Mejillones gratinados con salsa holandesa:

Limpia los mejillones, retirándoles las barbas y las adherencias que puedan tener pegadas. Pon a calentar en una cazuela amplia y baja el vino y la ramita de apio. Añade los mejillones, tápalos y cocínalos hasta que se abran. Reserva.

Limpia los puerros y pica 2 en daditos. Ponlos a pochar en una sartén con un poco de aceite. Sazona. Repártelos sobre los mejillones y extiéndelos sobre una placa de horno.

Funde la mantequilla y retira la espuma de la parte superior. Pon el zumo y las yemas en un bol. Sazona. Móntalas con ayuda de una varilla eléctrica. Vierte, poco a poco la mantequilla y sigue montando. Napa los mejillones con la salsa holandesa y gratínalos en el horno.

Pica el otro puerro en juliana fina y fríelo en una sartén con aceite no muy caliente. Escurre sobre un plato forrado con papel absorbente de cocina. Sazona. Acompaña los mejillones con las hebras de puerro frito. Adorna con unas hojas de perejil.

Consejo:

Si algún mejillón no se abre, deséchalo. Si sólo se abren un poco no hay problema, puedes forzarlos y abrirlos con la mano.

Información nutricional de la receta: Mejillones, ricos en hierro y yodo