Postres

Receta de Tarta de yema

Receta de Tarta de yema

Autor:

Eva Arguiñano prepara una tarta de yema con base de masa quebrada, rellena de crema pastelera y cubierta con crema de yema, ideal para los cumpleaños y otras celebraciones.

Ingredientes (8 personas):
  • Para la masa:
  • 200 gr. de harina
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 huevo
  • una pizca de sal
  • una pizca de azúcar
  • Para la crema pastelera:
  • 350 ml. de leche
  • 100 gr. de azúcar
  • 3 yemas
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de harina de maíz refinada
  • una vaina de vainilla
  • Para la crema de yema:
  • 8 yemas
  • 180 gr. de azúcar
  • un vaso de agua
  • Para decorar:
  • Hojas de menta, grosellas y frambuesas
Elaboración de la receta de tarta de yema:

Para la crema de yema, pon el azúcar y el agua en una cazuela. Deja cocer hasta conseguir un jarabe espeso. Separa las claras de las yemas y pon éstas en un bol de cristal. Bátelas y ponlas a cocer a baño. Vierte el jarabe poco a poco y mantén a fuego suave hasta que espese.

Para hacer la masa, coloca la mantequilla a punto de pomada en un bol grande y amásala a mano. Agrega el huevo, la pizca de sal y la pizca de azúcar y sigue amasando. Incorpora la harina poco a poco sin dejar de amasar, hasta que quede una masa homogénea. Tápala con un trapo y déjala reposar en el frigorífico. Estírala con un rodillo y cubre un molde de horno de fondo desmontable. Pincha la superficie con un tenedor e hornéala a 200º C durante 12 minutos.

Para la crema pastelera, pon a calentar la leche (reserva un poco) con la vaina de vainilla. Pon en un bol, el azúcar, la harina de maíz refinada y mezcla bien. Agrega la leche reservada anteriormente. Añade 3 yemas y un huevo y sigue mezclando. Vierte la leche caliente, mezcla y echa todo nuevamente a la cazuela. Cuece a fuego lento hasta que espese. Deja templar.

Cubre la tartaleta con la crema pastelera, extiéndela bien y cúbrela con la crema de yema. Decora la tarta con unas hojas de menta, unas grosellas y una frambuesa.

Consejo:

Cuando hagas postres en los que sólo necesites yemas, no tires las claras. Siempre se pueden aprovechar para realizar otros platos, como barquillos, bizcochos e incluso tortillas.

Tags relacionados tarta yema karlos arguiñano