Postres

Receta de Mousse de queso con chocolate

Ingredientes
  • - Para 2 personas -
  • 1 lámina de pasta brick
  • 1 nuez de mantequilla
  • 1 cucharada de nata montada
  • 10 g de azúcar
  • 15 g de azúcar glas
  • unas frambuesas
  • hojas de menta
  • PARA LA MOUSSE DE QUESO:
  • 50 g de queso cremoso
  • 2 hojas de gelatina
  • 15 g de azúcar
  • 2 cucharadas de vino blanco dulce
  • 50 ml de nata líquida
  • PARA EL MERENGUE DE CHOCOLATE:
  • 1 clara de huevo
  • 10 g de azúcar
  • 10 g de cacao
Elaboración

Para la mousse, mezcla en un cazo el vino con el azúcar. Añade el queso y cocina hasta que se mezclen bien los ingredientes. Agrega las hojas de gelatina (ponlas previamente a remojo en agua fría hasta que se ablanden), remueve hasta que se disuelvan y reserva en un recipiente hasta que se enfríe.

Por otro lado, pon la nata en un bol y bate con ayuda de una varilla hasta que se monte. Una vez montada, añade la mousse, mezcla bien e introduce la mezcla en un recipiente. Reserva en el frigorífico durante 15 minutos.

Para el merengue de chocolate, mezcla en un bol la clara de huevo con el azúcar y bate de forma continua hasta que se monte. Tamiza el cacao con ayuda de un colador y añádelo. Mezcla suavemente, rellena dos moldes redondos y colócalos en una fuente de horno untada con mantequilla.

Por otro lado, parte por la mitad la lámina de pasta brick, úntala con mantequilla y añade el azúcar por encima. Enrolla la pasta dándole forma cilíndrica (como si fuera una vela) y coloca los dos cilindros en la fuente de horno, junto con los moldes rellenos de chocolate. Hornea todo a 190º C durante 10 minutos. Desmolda el merengue.

Corta la mousse de queso con dos cortapastas redondos (del mismo tamaño que los merengues). Coloca en el plato el merengue de chocolate y pon encima la mousse de queso. Clava el cilindro de pasta encima de la mousse y rellénalo con la nata montada, unas frambuesas y unas hojas de menta. Espolvorea con azúcar glas y sirve.

Consejo

Una mousse o espuma es un postre de origen francés típicamente preparado con clara de huevo, azúcar y crema de leche, los cuales le dan consistencia esponjosa. Normalmente tienen sabor a chocolate o frutas.