Postres

Receta de Crepes rellenos de frutas

Ingredientes
  • - Para las crepes:
  • 90 g de harina
  • 2 huevos
  • 1 g de sal
  • 1/4 l. de leche
  • 15 g de mantequilla
  • azúcar
  • 1 cucharada de licor de naranja
  • - Para el relleno:
  • 1/2 manzana
  • 1/2 melocotón
  • 1/2 kiwi
  • 1 rodaja de piña fina
  • 8 fresas
  • 1 nuez de mantequilla
  • 100 ml de nata líquida
  • aceite de oliva
  • azúcar
  • 80 g de cobertura de chocolate
  • 8 hojas de Menta
Elaboración

Para hacer la masa de las crepes pon a derretir la mantequilla en el microondas. En un cuenco coloca los huevos, y bate con la varilla. Añade la harina y bate bien para que no queden grumos. Vierte la leche y sigue mezclando. Agrega una pizca de azúcar, una pizca de sal, el licor de naranja y la mantequilla derretida. Mezcla bien el conjunto y deja reposar durante 3-4 minutos para que se mezclen bien los sabores.

Cubre la base de una sartén cuadrada con la masa, extiende bien y deja que se cuaje, pero sin que llegue a dorarse. Retira la crepe a un plato. Realiza 4 crepes de esta manera y déjalos templar.

Retira la piel a la piña, a la manzana, al melocotón y el kiwi y corta las frutas en tiras largas. En una sartén con un chorrito de aceite saltea la manzana, el melocotón y la piña. Saltea las frutas a fuego vivo y añade una pizca de azúcar. Agrega el kiwi, las fresas laminadas y saltea unos segundos. Escurre las frutas, cuela el jugo y resérvalo en un cazo. Deja templar las frutas en un cuenco.

Reparte las frutas en las 4 crepes. Enróllalas bien, cerrando bien los bordes para que no se salga la fruta. Coloca los crepes rellenos con el borde para abajo en una placa apta para el horno untada con un poco de mantequilla. Mete en el horno precalentado y hornea a 200º C durante 4 minutos.

Vierte la nata en el cazo del jugo. Añade el chocolate y deja cocinar hasta que se deshaga. Dibuja unas rayitas con el chocolate en un plato y coloca encima 2 crepes (una apoyada en la otra). Decora con una ramita de menta.

Consejo

Se llama crepe a la receta europea hecha fundamentalmente de trigo, con el que se elabora una masa en forma de disco. Se sirve habitualmente como base de un plato o postre aplicándole todo tipo de ingredientes dulces o salados.