Postres

Receta de Tartaleta con frutas

Ingredientes
  • - Para 4 personas:
  • 250 g de pasta quebrada
  • 1 lata de melocotón en almíbar
  • 1/2 kiwi
  • 1/2 plátano
  • 1 fresa
  • 15 frambuesas
  • ralladura de piel de naranja
  • 2 hojas de gelatina
  • 1 cucharada de azúcar moscabado
  • 100 ml de nata
  • agua
  • harina para amasar
  • mantequilla para untar
  • menta para decorar
Elaboración

Para hacer las tartaletas, enharina una superficie limpia, estira la pasta quebrada con un rodillo y córtala en cuatro trozos. Unta cuatro moldes con un poco de mantequilla y cúbrelos con los trozos de pasta quebrada. Aprieta bien las paredes y la base de los moldes y retira lo que sobresalga. Coloca las tartaletas en una fuente apta para el horno y hornea (con el horno previamente caliente) a 160-180º C, durante 10 minutos. Deja enfriar y desmolda.

Para hacer el almíbar gelatinizado, mezcla en un cazo el almíbar de la lata de melocotón con un chorro de agua. Cuando empiece a hervir, agrega las hojas de gelatina previamente hidratadas en agua fría y remueve hasta que se deshagan. Deja enfriar.

Para el relleno, pela el kiwi y el plátano, retira el rabo a la fresa, pica todas las frutas y ponlas en un bol. Trocea el melocotón en almíbar, incorpóralo y agrega unas 5 frambuesas. Espolvorea con el azúcar moscabado y mezcla.

Pon la nata en un bol, incorpora la ralladura de piel de naranja y bate con la varilla hasta que se monte.

Emplata las tartaletas con el relleno de frutas. Agrega la gelatina e incorpora la nata montada. Coloca una frambuesa encima de cada tartaleta y decora con menta. Esparce el resto de frambuesas por el plato y sirve.

Consejo

La pasta quebrada es una de las elaboraciones básicas de repostería más sencillas y más utilizadas. La mayoría de las tartas dulces o saladas llevan esta masa de harina y mantequilla como base crujiente que da soporte a rellenos de cremas o frutas.