Postres

Receta de Boniato con dulce de leche y pasas

Receta de Boniato con dulce de leche y pasas

Autor:

La receta de boniato con dulce de leche y pasas es el postre que nos presenta el cocinero Bruno Oteiza.

Ingredientes de la receta de Boniato con dulce de leche y pasas:
  • - Para 4 personas:
  • 2 boniatos
  • 1 bote grande de leche condensada
  • un puñado de pasas
  • 1 vaso de ron
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • helado para acompañar
Elaboración de la receta de Boniato con dulce de leche y pasas:

Pon a remojar las pasas en el ron.

Para el dulce de leche, envuelve la lata sin abrir en un trapo húmedo y ponla en la olla. Cubre con agua, tapa y deja que se cocine durante 1 hora a partir de que suba la válvula de seguridad. Deja que se temple un poco y abre la lata.

Limpia los boniatos y ponlos en la bandeja del horno. Salpícalos con un poco de agua. Precalienta el horno y hornéalos a 210º C durante 45 minutos. Cuando se asen, córtalos en 4 trozos y pélalos con cuidado.

Extiende un poco de dulce de leche en cada plato y coloca encima un par de trozos de boniato. Esparce por encima unas pasas al ron y unos cristales de sal. Vierte un chorro de aceite de oliva. Acompaña con helado y sirve.

Consejo

Truco: se pueden envolver en papel de aluminio para que se hagan más rápido.

Los boniatos deben lavarse con un estropajo de nylon para limpiarlos de tierra y aclararlos bajo un chorro de agua.

Los boniatos pequeños se cocerán más rápidamente que los grandes y, además, su contenido en azúcar será mayor.

Es fácil saber cuando el boniato ya está asado, su piel se infla de una manera peculiar ya que desaparecen las estrías que muestran cuando están crudos.

Los boniatos pueden estar asados en poco tiempo pero no por ello estarán dulces, cuanto más tiempo permanezcan en el horno, más dulces nos saldrán. Hay que fijarse en el caldo que sale de su interior. Si se tuesta sobre la bandeja del horno, entonces tendremos unos boniatos dulces, si nó, tan solo serán unas patatas rojas asadas...

Así se hace: Limpiar boniatos 
Aunque no nos vayamos a comer la piel de los boniatos siempre es recomendable limpiarlos bien. Para ello nada mejor que hacerlo bajo el chorro de agua con un cepillito de cerdas duras.