Postres

Receta de Raviolis dulces y especiados

Receta de Raviolis dulces y especiados

Autor:

Postre de Bruno Oteiza de raviolis dulces elaborados con harina, cacao, mantequilla, huevos y azúcar, rellenos de mermelada de mandarina casera y acompañados de una infusión especiada de jengibre, miel, anís estrellado, pimienta y limón.

Ingredientes (4 personas):
  • Para la pasta:
  • 175 g de harina
  • 30 g de cacao en polvo
  • 3 huevos
  • 5 g de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • un chorrito de aceite de oliva
  • harina para estirar la masa
  • menta para decorar
  • Para la mermelada de mandarina:
  • 700 g de mandarinas
  • la piel de 2 mandarinas
  • 300 g de azúcar
  • 1 limón
  • agua
  • Para la infusión:
  • agua
  • 1 trozo de jengibre fresco
  • 2 cucharadas de miel
  • 1-2 anises estrellados
  • 1-2 trozos de cáscara de limón
  • bolas de pimienta
  • un chorrito de salsa de soja
Elaboración de la receta de Raviolis dulces y especiados:

Para hacer la pasta de los raviolis, mezcla en un bol la harina, el azúcar, el cacao, dos huevos, la mantequilla, un chorro de aceite y una pizca de sal. Amasa bien con las manos. Envuelve la masa en plástico de cocina y deja que repose una hora aproximadamente.

Para la mermelada de mandarina, pon en un cazo el azúcar con un chorrito de agua y unas gotas de limón. Cuando empiece a ponerse rubio, deja que se temple un poco.

Pela las mandarinas tratando de quitar la máxima cantidad de piel blanca. Incorpóralas al cazo. Añade unos trocitos de cáscara cortada en juliana. Cocina la mermelada durante 30 minutos aproximadamente. Deja que se enfríe.

Estira la masa con ayuda de una máquina especial para pasta. Haz dos tiras largas y píntalas con huevo.

Pon pequeños montoncitos de mermelada sobre una de las tiras de pasta. Cubre con la otra tira y da forma a los ravioli con las manos (apretando bien alrededor del relleno para que queden bien pegados). Recórtalos. Cuece los ravioli en un cazo con agua caliente durante 1 minuto aproximadamente. Escúrrelos.

Para la infusión pon en un cazo un poco de agua, la miel, los anises, unas bolas de pimienta, unos twists de limón y el jengibre. Deja que infusione y al final añade un toque de salsa de soja. Cuélala.

Sirve los raviolis dulces con la infusión. Decora con unas hojas de menta para darles un toque de frescor.