Sopas y cremas

Receta de Sopa de lechuga con láminas de bacalao y alcachofas

Ingredientes
  • 1 lechuga
  • 2 lomos de bacalao desalado
  • 2-3 alcachofas
  • 2 muslos y 1 esqueleto de gallina
  • 3 cebollas
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • aceite virgen extra
  • sal
  • perejil
Elaboración de la sopa de lechuga con láminas de bacalao y alcachofas 

En una cazuela con abundante agua pon a cocer los muslos y el esqueleto de la gallina, una cebolla cortada en tres trozos, la zanahoria troceada, una rama de perejil y una pizca de sal. Cocina el caldo durante 45 minutos.

Pon a cocer en una cazuela con agua hirviendo, el puerro y otra cebolla cortados en juliana. Deja que hierva 3-4 minutos e introduce los lomos de bacalao y deja que se cocine a fuego bajo durante 2-3 minutos. Saca los lomos y deja que se templen. Cuando el bacalao este tibio, retira la piel y saca las láminas. Reserva las láminas untándolas con un poco de aceite para que no se peguen unas con otras.

En una cazuela con aceite, pon a pochar la cebolla picada, añade las hojas de lechuga limpias y troceadas y vierte el caldo (colado). Cocina durante 10-15 minutos. Tritura todo con la batidora y reserva.

Limpia las alcachofas y corta en tiras. Saltéalas en una sartén con aceite hasta que se doren un poco y sazona.

Coloca unas cuantas láminas de bacalao en el fondo de un plato sopero, agrega la sopa de lechuga y decora con la alcachofa.

Consejo

Se suele decir que las hojas exteriores de la lechuga son las que poseen mas vitaminas... pero también son las que más han sufrido tratamientos pesticidas. Lo aconsejable es retirar estas hojas exteriores y consumir, bien lavadas, el resto.