Sopas y cremas

Receta de Sopa de trufa con hojaldre

Ingredientes
  • 100 gr. de trufa fresca
  • 100 gr. de foie
  • 1 lámina de hojaldre
  • 2 cebollas
  • 2 zanahorias
  • 2 pencas de apio
  • 10 champiñones
  • 2 muslos de pollo o gallina
  • agua
  • aceite virgen extra
  • sal
  • perejil
Elaboración de la receta de sopa de trufa con hojaldre

Coloca en la olla rápida una zanahoria y una cebolla enteras, añade los muslos de gallina y un manojo de perejil. Cubre con agua, sazona, coloca la tapa de la olla y cocina (al 2) durante 20 minutos a partir de que comience a salir el vapor. Cuela el caldo y deja enfriar.

Pica finamente la otra cebolla, la otra zanahoria. Quítale los hilos a las pencas de apio, pícalo (intenta que el picado sea igual) y pon a pochar primero la cebolla y la zanahoria a fuego lento en una sartén con un chorrito de aceite. Añade después el apio. Sazona. Quítales la tierra a los champiñones, pícalos finamente y pocha con las verduras.

Reparte las verduras en 4 cazuelitas aptas para el horno. Coloca el foie cortado en daditos y las trufas laminadas en cada cazuela. Cubre con el caldo frío. Reserva.

Estira el hojaldre bien fino y córtalo a la medida de las cazuelitas. Cubre la base de las cazuelitas con el hojaldre, sellándolas bien. Hornea a 200º C durante 15 minutos. Sirve.

Consejo para conservar las trufas 

Una vez limpias, si lo que se quiere es conservar las trufas en fresco durante unos 10 días se deben dejar en el interior del frigorífico en un recipiente con agua . Si se quieren conservar durante más tiempo, alrededor de 1 año, una buena forma de hacerlo es congelarlas. Cuando queramos utilizarlas, se sacan del congelador y rallaremos la cantidad necesaria, sin dejar que el resto se descongele.