Sopas y cremas

Receta de Sopa de alubias con guarnición

Receta de Sopa de alubias con guarnición

Autor:

Receta con legumbres, ideal para el otoño: sopa de alubias con guarnición de morcilla, chorizo, tocineta y tortilla de maíz. Receta de Enrique Fleischmann.

Ingredientes:
  • 500 g de alubias rojas
  • 1 morcilla
  • 1 chorizo
  • 100 g de tocineta
  • 1/4 de berza
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tortilla de maíz
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • hojas de perejil
Elaboración de la receta de sopa de alubias con guarnición

Para la sopa, cuece las alubias en la olla rápida con abundante agua fría y una pizca de sal durante 15 minutos a partir de que empiece a salir el vapor. Una vez cocidas las alubias, tritúralas con la batidora y cuela. Reserva en caliente.

Cuece la morcilla y la tocineta en una cazuela con agua. Retira y colócala en un plato con papel absorbente. Corta la morcilla en rodajas y la panceta en trozos y dóralos en una sartén a fuego suave. Reserva en caliente. Retira la piel del chorizo y saltea su carne en la misma sartén a fuego suave (para que pierda la grasa y se quede bien frito). Reserva en caliente.

Corta la berza por la mitad y retira las partes duras. Trocéala y cuécela en agua hirviendo con un poco de sal durante 2 minutos. Una vez cocida, escúrrela. Pica los dientes de ajo y póchalos en una sartén con un chorrito de aceite. Añade la berza cocida, sazona y saltea.

Corta la tortilla de maíz en tiras finas y fríelas en una cazo con abundante aceite caliente. Retira, colócalas en un plato con papel absorbente y reserva.
Pon el chorizo frito en un plato hondo y coloca encima la panceta y la morcilla. Añade la berza salteada y las tiras de la tortilla de maíz fritas y decora con dos hojas de perejil. Vierte la sopa de alubias en el momento de servir.

Consejo

Si vas al mercado a comprar alubias, fíjate en la fecha de caducidad, que no sea cercana y además si el paquete contiene una especie de harina en el fondo, tampoco son recomendables para el consumo. Consérvalas siempre en lugares secos y frescos para evitar el ataque de los parásitos o que se sequen demasiado y antes de la cocción ponlas en remojo unas 12 horas.