Sopas y cremas

Receta de Crema de champiñón con buñuelos

Receta de Crema de champiñón con buñuelos

Autor:

Karlos Arguiñano nos propone la siguiente crema de champiñón con buñuelos, una delicia.

Ingredientes
  • - Para 4-6 personas:
  • 700 gr. de champiñones
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de arroz
  • 200 gr. de calabaza
  • 1 1/2 l. de caldo de verdura
  • aceite de oliva
  • sal
  • perejil (para decorar)
  • - Para los buñuelos:
  • 75 gr. de harina
  • 2 huevos
  • 45 gr. de mantequilla
  • 125 ml. de agua
  • una pizca de azúcar
  • sal
Elaboración

Pela y lamina los dientes de ajo y dóralos en la olla rápida con un chorrito de aceite. Pela y pica la cebolla, añádela y rehoga. Sazona. Limpia bien los champiñones, reserva 6-8 enteros y el resto córtalos en cuartos, añádelos a la olla y rehoga. Incorpora el arroz y rehoga. Vierte el caldo, cierra la olla y cocina (al 1) durante 4 minutos a partir de que suba la válvula de seguridad. Abre la olla y tritura con la batidora eléctrica hasta obtener una crema fina. Reserva caliente.

Para hacer los buñuelos, pon el agua en una cazuela e introduce la mantequilla. Mezcla bien con una varilla y cuando empiece a fundirse, añade la harina, una pizca de azúcar y una pizca de sal. Mezcla bien hasta que quede una masa fina. Retira la cazuela del fuego y añade los huevos de uno en uno. Mezcla bien. Introduce la masa en una manga pastelera. Coloca papel de horno sobre la bandeja del horno y haz pequeños montoncitos de masa con la ayuda de una manga pastelera. Hornea a 200º C durante 15 minutos. Resérvalos con el calor residual.

Pela la calabaza y córtala en daditos pequeños, lamina los champiñones reservados y saltea el conjunto en una sartén con un chorrito de aceite. Sazona. Sirve la crema en el fondo de un plato hondo, coloca encima los buñuelos y acompaña con el salteado. Decora con una hojita de perejil.

Consejo

Antes de consumir los champiñones tenemos que dejarlos bien limpios de tierra. Cuando son muy tiernos pueden tomarse crudos en ensaladas, cortados en finas láminas y rociados con zumo de limón o con unas gotitas de vinagre para evitar que ennegrezcan.

El champiñón es un alimento recomendable por su riqueza en fibra con gran efecto saciante y pocas calorías. Tiene además muchas proteínas, lo que le hace interesantes en una dieta de adelgazamiento.

Estamos cocinando un plato carente de hierro, vitamina B12, vitamina C y calcio. Por este motivo se aconseja que se acompañe la crema de champiñones con unos trocitos de pollo desmenuzados si en la comida del mediodía no ha habido ni carne ni pescado ni huevo.

Además de postre tomaremos una macedonia de kiwi y melocotón en almíbar regada con zumo de naranja natural. Se puede acompañar de un trozo de queso o de un yogur desnatado para los que se quieren cuidar.