Sopas y cremas

Receta de Crema de calabacín con verduritas y queso

Receta de Crema de calabacín con verduritas y queso

Autor:

¿Comemos sano? Con esta receta de Karlos Arguiñano lo vamos a conseguir: Crema de calabacín con verduritas y queso.

Ingredientes
  • - Para 4-6 personas:
  • 3 calabacines
  • 1 puerro
  • 2 patatas
  • 3 zanahorias
  • 1 brócoli
  • 200 gr. de queso
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
Elaboración de la receta de Crema de calabacín con verduritas y queso:

Ralla el queso y ponlo en cuatro montoncitos sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Coloca encima otra lámina de papel y presiona los montoncitos. Hornea a 180ºC (con el horno precalentado) durante 12 minutos. Una vez doradas las tortitas de queso, sácalas del horno y deja que se enfríen. Reserva.

Limpia y pica el puerro y rehógalo en una cazuela con un chorrito de aceite. Pica los calabacines y añádelos a la cazuela. Pela y trocea las patatas y agrégalas. Sazona y cubre con agua. Deja cocinar durante 12-15 minutos. Cuela la mayor parte del caldo y tritura con la batidora eléctrica. Reserva.

Corta los ramilletes del brócoli y colócalos en una cazuela con un dedo de agua. Sazona, tapa y cocina hasta que queden al dente. Escúrrelos y reserva.

Corta las zanahorias en juliana y saltéalas en una sartén con un chorrito de aceite de oliva.

Sirve en cada plato la crema de calabacín con una torta de queso y acompaña con el brócoli y la zanahoria.

Consejo

A la hora de escoger los calabacines, elige los que no sean muy grandes, ya que suelen tener una pulpa más dura y muchas semillas. Fíjate en que no esté deteriorado por fuera, pero no te guíes por el color, porque la tonalidad verdosa varía según el tipo de calabacín.

El ingrediente estrella de esta receta es el calabacín que, como todas las verduras, nos aporta vitaminas y minerales, fibra y sobre todo agua. Esto conlleva que es diurético y apenas contiene calorías.

Como guarnición se acompaña de más verduras: el brócoli y las zanahorias, que presentan unos compuestos que nos previenen del cáncer.

Además, el queso presente en esta receta es rico en proteínas de digestión muy fácil y completa en materias grasas, en calcio y en sodio.

Un dato: los quesos blancos son los que contienen menos sodio.

Para completar un menú equilibrado, podemos elegir un pescado a la plancha como segundo plato y una macedonia de frutas de postre.