Decorar dormitorio

Habitación infantil

Habitación infantil

Autor:

El dormitorio de un recién nacido debe tener un ambiente acogedor y estimulante, lleno de luz y de colores alegres. Por ello os enseñamos cómo decorar una habitación infantil con la combinación del color verde y blanco.

Las nuevas tendencias en decoración abandonan cada vez más los tradicionales azul y rosa para pintar las paredes y optan por tonos claros, cálidos y luminosos. Utilizando colores de ese estilo, desde Hogarutil.com os mostramos cómo, con un poco de maña y de imaginación, podemos convertir cualquier estancia en el espacio ideal para un bebé.

  • Herramientas
  • Brochas
  • Rodillo
  • Mango telescópico
  • 1 balde
  • Cepillo
  • Sierra de calar
  • Cortador eléctrico
  • Atornillador percutor
  • Materiales
  • Pintura verde lima y beige suave
  • Cola para empapelar
  • Papel pintado
  • Esmalte acrílico blanco y gris
  • Plásticos para cubrir
  • Cinta para pintar
  • Láminas de decoración
  • Adhesivo de montaje
  • Adhesivo sellador
  • Mural
  • Mosquitera
  • Lámpara
  • Alfombra
  • Cortinas
Paso a paso para decorar una habitación infantil

Paso 1
Mediante unos sencillos cambios transformaremos una habitación oscura y de estilo rústico, en la habitación ideal para un bebé: cambiaremos el color de las vigas del techo; la pared principal la pintaremos a dos colores; instalaremos un friso y una repisa; empapelaremos las puertas del armario; y completaremos la estancia con un colorido mural lleno de fantasía.

Paso 2
En primer lugar cubriremos el suelo con un plástico y delimitaremos los solivos con cinta, para poder pintar el techo de dos colores diferentes: las vigas de un esmalte acrílico blanco, y las tablas machihembradas de un gris verdoso. Una vez que coloquemos las cintas necesarias, recortaremos y pintaremos el techo utilizando la brocha y el rodillo.

Paso 3
A continuación, comenzaremos a recortar y pintar las paredes del dormitorio: combinaremos un atrevido color verde lima con un beige suave y, de esta manera, conseguiremos una estancia más luminosa y moderna.

Paso 4
Ahora instalaremos un friso para terminar de decorar la pared: tomaremos las medidas de la pared que vamos a cubrir; marcaremos la lama y la cortaremos a la medida con la sierra de calar; aplicaremos adhesivo de montaje por la parte trasera de la lama; moveremos la pieza contra la pared para que se asiente y presionaremos hasta que quede perfectamente fijada.

Paso 5
A continuación, fijaremos la repisa en la parte superior del friso: aplicaremos adhesivo de montaje, moveremos la pieza para asentarla y presionaremos adecuadamente hasta que quede bien sujeta. Será el espacio ideal para colocar los juguetes.

Paso 6
Las paredes nunca son completamente rectas, así que, para reparar y sellar el posible hueco que quede entre la repisa y la pared, aplicaremos un adhesivo sellador en la zona de separación para que ajusten perfectamente.

Paso 7
El siguiente paso será empapelar las puertas correderas del armario con un papel pintado con motivos infantiles: cortaremos las tiras de papel a la medida adecuada, y las iremos pegando con la ayuda de un cepillo para evitar la formación de arrugas.

Paso 8
Para finalizar nuestro trabajo colgaremos una mosquitera sobre la cuna, colocaremos una nueva lámpara, unas cortinas y una alfombra verde e inundaremos el dormitorio de peluches. Además, alegraremos la estancia decorándola con un colorido mural que ocupará toda una pared. Una manera sencilla de decorar una habitación infantil.