Decorar dormitorio

Paraíso infantil

Paraíso infantil

Autor:

En Decogarden os vamos a mostrar cómo conseguir un paraíso infantil partiendo de una triste habitación. Un trabajo sencillo de decoración para decorar una habitación infantil.

Decorar la habitación de un niño requiere ilusión e imaginación, para convertir la estancia en un espacio seguro y a la vez estimulante. Pero, además, será inevitable que su decoración cambie continuamente, porque durante los primeros años será cuando más rápido crezca el más pequeño de la casa.

Por ello, desde Decogarden os enseñamos, paso a paso, a decorar el dormitorio de un niño en pleno desarrollo, incorporando elementos que le estimulen y le diviertan en su pequeño paraíso infantil.

  • Herramientas
  • Rodillo
  • Brocha
  • Mango telescópico
  • Cuchilla
  • Materiales
  • Pintura
  • Cinta de carrocero
  • Plástico
  • Papel de estraza
  • Moqueta ferial
  • Tiza
  • Cola blanca
  • Velcro
  • Cinta adhesiva para textil
  • Alfombras
  • Estor
  • Lámpara
  • Mesa y sillas
  • Cama
Paso a paso para decorar un dormitorio infantil y convertirlo en un paraíso infantil

Paso 1
Transformaremos el dormitorio de un adulto en el espacio perfecto para un niño pequeño: pintaremos las paredes con colores alegres; realizaremos dibujos grandes para decorar la estancia y estimular al más pequeño de la casa; y completaremos la habitación con divertidos y prácticos muebles.

Paso 2
En primer lugar vaciaremos la habitación y protegeremos el suelo, los zócalos y las jambas con plástico, papel de estraza y cinta de carrocero. Después, recortaremos con una brocha las zonas de difícil acceso, y pintaremos con un rodillo el resto de la superficie, combinando el color turquesa natural con el verde lima.

Paso 3
A continuación, crearemos un mural con moqueta ferial que hemos adquirido: primero trazaremos el dibujo con una tiza, concretamente un arbusto, y lo recortaremos con una cuchilla, para fijarlo después a la pared del dormitorio.

Paso 4
Luego, continuaremos realizando una serie de dibujos: con moqueta de diferentes colores haremos una mariquita, pegaremos los elemento fundamentales con cola blanca, y a los pequeños lunares negros les pondremos velcro para poderlos colocarlos cada día en un sitio diferente.

Paso 5
Continuaremos haciendo más elementos decorativos: un árbol, un sol, plantas o flores, a los que les añadiremos una cinta adhesiva de doble cara removible, que nos permitirá poner y quitar los dibujos de la pared sin que dejen ningún tipo de marca o residuo.

Paso 6
Remataremos nuestro trabajo instalando una cama infantil con cama supletoria y una zona de juegos con varios muñecos. Además, sustituiremos las pesadas cortinas por un luminoso estor, colocaremos una curiosa lámpara que simula una flor y unas originales alfombras con forma de corazón. Así conseguiremos decorar una habitación infantil convirtiéndola en el paraíso infantil.