Decorar dormitorio

Dormitorio con friso rústico

Dormitorio con friso rústico

Autor:

A la hora de decorar un dormitorio lo más importante es que elijamos el estilo que más nos guste. Por ello, en Decogarden, en esta ocasión vamos a decorar un dormitorio con un friso rústico para lograr una habitación de estilo rústico.

La estancia de la casa donde pasamos ni más ni menos que una tercera parte de nuestras vidas es el dormitorio. Por ello, vamos a crear uno bien elegante.

Para comenzar con la decoración del dormitorio con un friso rústico, pintaremos una de las paredes de un color suntuoso: el berenjena. Comenzaremos por las zonas de difícil acceso y por último, con la ayuda de un rodillo pintaremos la pared en su totalidad. Para que la pintura quede de manera homogénea, pintaremos primero de arriba a abajo y luego cambiamos de dirección: de manera horizontal. Por último cruzamos el rodillo y le daremos dos manos de pintura.

Una vez tengamos la pared pintada comenzaremos a crear el friso de estilo rústico. Para crear el friso vamos a usar tablones de madera de pino y  para fijarlos a la pared utilizaremos adhesivo de montaje. Apoyaremos el tablón en el suelo, moveremos un poco el tablón y presionamos. De esta manera cubrimos toda la pared hasta llegar a la altura deseada. A la hora de cubrir la pared, vamos a ir intercalando tablones de diferentes medidas, de esta manera lograremos darle un aspecto más rústico

El siguiente paso será lijar la superficie del friso que acabamos de crear y después de lijarlo vamos a darle una capa de barniz incoloro satinado.

Una vez tengamos el friso creado, pasaremos a crear un cabecero. En este caso utilizaremos un tablero y una tira de DM que las fijaremos con el mismo adhesivo que hemos usado para el friso. Después lijaremos las zonas de unión y después le daremos una capa de barniz incoloro satinado..

Para darle un aspecto más cálido y agradable, vamos a colocar unas piezas de moqueta ferial en el cabecero. Crearemos un dibujo con ellas y después las fijaremos en el cabecero con cola de contacto. Por último ya solo quedará colocar el cabecero en la pared, en este caso sobre el friso que habíamos creado, gracias a la pestaña que habíamos fijado al cabecero. Para ello utilizaremos el adhesivo que hemos usado anteriormente.

En Decogarden hemos logrado decorar por completo una habitación. El resultado final: un dormitorio de aire rústico muy personal y cálido.