Decorar dormitorio

Habitación infantil confortable y funcional

Habitación infantil confortable y funcional

Autor:

Además del aspecto decorativo, para la decoración de esta habitación infantil, vamos a cuidar la funcionalidad logrando una estancia acogedora y perfecta para un bebé.

Durante los primeros meses de vida, el bebé pasará gran parte del tiempo en su habitación y esta estancia debe de cumplir una serie de requisitos para que esté confortable y facilite su correcto desarrollo.

En esta decoración, lograremos una atmósfera de mayor amplitud por medio de la pintura en paredes, armarios y suelo. Dotaremos de mayor luminosidad a esta estancia distribuyendo diversos puntos de luz a través de unas canaletas adhesivas. Aportaremos un toque original creando un colgador con forma de gallo. Terminaremos amueblando la habitación con elementos básicos y funcionales: una cuna, una cómoda-cambiador, un armario y una cálida alfombra.

  • Herramientas
  • Brocha
  • Rodillo
  • Mango telescópico
  • Rodillo pequeño
  • Cubeta con rejilla
  • Espátula
  • Nivel láser
  • Cuchilla eléctrica
  • Cepillo
  • Lijadora
  • Sierra de calar
  • Materiales
  • Papel de estraza
  • Cinta de carrocero
  • Masilla tapagrietas
  • Pintura plástica
  • Papel pintado
  • Cola de empapelar
  • Esmalte
  • Adhesivo termofusible
  • Tablero DM
  • Tubillones de madera
  • Bisagras de cazoleta
  • Canaletas adhesivas
  • Cuna y dosel
  • Alfombra
  • Baldas
  • Tiradores
  • Cómoda
  • Cortinas y barra
  • Ropa de cama
  • Lámparas
Paso a paso para decorar una habitación infantil confortable y funcional

Paso 1
Transformaremos una habitación pequeña y oscura en una estancia con sensación de amplitud y mayor luminosidad. Pintaremos las paredes, el suelo y las puertas del armario, y empapelaremos una de las paredes. Distribuiremos varios puntos de luz a través de una canaletas adhesivas y daremos un toque divertido creando un gallo decorativo a modo de colgador.

Paso 2
Comenzaremos nuestro trabajo vaciando la estancia. Protegeremos con cinta de carrocero y papel de estraza aquellas zonas que no queramos manchar. Cubriremos con masilla los agujeros y las imperfecciones de las paredes. Preparada la pared para pintar, recortaremos con una brocha las zonas de difícil acceso, y cubriremos el resto con un rodillo provisto de mango telescópico.

Paso 3
El siguiente paso será pintar de color blanco el armario. Para ello, desmontaremos las puertas, las lijaremos y las cubriremos de esmalte con la ayuda de una brocha y un rodillo pequeño. Una vez seca la pintura, colocaremos las puertas de los armarios sustituyendo las bisagras antiguas por unas de cazoleta de mayor resistencia.

Paso 4
Continuaremos nuestro trabajo empapelando una de las paredes. Para ello, cortaremos con una cuchilla la tira de papel, aplicaremos cola de empapelar y colocaremos la tira en la pared. Un nivel láser nos ayudará a conseguir la vertical perfecta. Con un cepillo, alisaremos el papel colocado extrayendo las burbujas. Realizaremos el mismo proceso con el resto de las tiras de papel.

Paso 5
Una vez conseguido el ambiente con la pintura, crearemos un original colgador de madera con forma de gallo. En primer lugar, transportaremos con un lápiz la figura de la plantilla a un DM y recortaremos la silueta con una sierra de calar. Para dar relieve a la figura, crearemos una cresta, unos ojos y un ala que harán la función de colgadores. Finalmente, lijaremos todas las piezas con tambores de lija y fresaremos los bordes para redondearlos.

Paso 6
Para colocar las piezas de relieve sobre la silueta, pinzaremos la silueta a la mesa de trabajo, colocaremos unos tubillones entre la silueta y las piezas a unir y realizaremos unos agujeros guía con un taladro. Para esconder la cabeza de los tirafondos, utilizaremos una punta avellanadora, y, por último, introduciremos los tirafondos con una atornilladora.

Paso 7
El toque final decorativo para este divertido colgador lo conseguiremos dándole color utilizando un esmalte y un pequeño rodillo. Una vez seca la pintura, colocaremos, a modo decorativo, unas tiras de fieltro bordeando la figura. Finalmente, fijaremos el colgador a la pared empleando adhesivo termofusible.

Paso 8
Distribuiremos varios puntos de luz, sin necesidad de obra, a través de unas canaletas adhesivas. Terminaremos de habilitar la estancia con elementos básicos y funcionales: una cuna, una cómoda-cambiador, un divertido expositor y una cálida alfombra. De esta manera, el bebé dispondrá de un amplio espacio como zona de juegos. Una decoración sencilla de una habitación infantil confortable y funcional.