Decorar dormitorio

Habitación de invitados luminosa en azul y blanco

Habitación de invitados luminosa en azul y blanco

Autor:

¿Tenéis una estancia que queréis utilizarla a modo de habitación de invitados? Os proponemos un ejemplo de una habitación de invitados luminosa en azul y blanco.

En hogares con suficientes habitaciones para la familia, una buena opción suele ser crear una habitación para invitados. De esta manera, si alguien se presenta en casa tendrá una zona para poder quedarse y descansar.

En esta ocasión, os mostramos un ejemplo de una habitación pequeña pero muy luminosa. Esta estancia cumple la función de habitación de invitados, y gracias a los complementos, los tejidos y los colores, es un espacio perfecto para descansar.

Lo que más destaca de esta habitación es la ropa de cama. La ropa de cama combina dos colores: el azul y el blanco. Son colores suaves y muy cálidos que logran crear un ambiente acogedor y relajado. El color azul utilizado en la ropa de cama, encaja a la perfección con el color de las paredes.

Para el suelo, se ha utilizado una moqueta en tono beige que aporta mayor calidez a la estancia. La cama es entera de madera de color blanco y destacan las dos lámparas que se han colocado a ambos lados. Una de ella es una lámpara de pie y la otra, es del mismo diseño, pero más pequeña, y está sobre una sencilla mesa pequeña del mismo estilo.

Como la estancia es pequeña, no cabe la posibilidad de colocar un armario. Por ello, una buena alternativa es utilizarla a modo de habitación de invitados. Gracias a los grandes ventanales de una de las paredes, la estancia se inunda de luz exterior y el espejo de la pared, ayuda a reflejar esa luminosidad por toda la estancia.

En la zona del cabecero, destaca el detalle que se ha colocado en la pared. Se trata de unas ramas secas pintadas y forradas en blanco con pequeños detalles de piedras. Junto a las ramas, unos centros de rosas. Este detalle sobre el cabecero ayuda a lograr ese ambiente delicado y acogedor que se busca.