Decorar dormitorio

Dormitorio juvenil, sencillo y femenino

Dormitorio juvenil, sencillo y femenino

Autor:

Os mostramos un ejemplo para decorar un dormitorio juvenil, sencillo y femenino. ¡No os perdáis la galería de fotos de esta estancia!

En más de una ocasión os hemos mostrado ejemplos de decoración para decorar dormitorios. Esta vez os mostramos una opción para lograr un dormitorio juvenil, sencillo y femenino que además es muy luminoso. A continuación veremos más detalles sobre esta estancia.

Decoración de un dormitorio juvenil, sencillo y femenino

Uno de los detalles que más llama la atención en la habitación es el papel pintado de una pared. Se trata de un papel pintado de flores en tonos rosas y blancos, con algunas pinceladas en azul.

Otro de los aspectos que más lama la atención son los detalles románticos que se pueden encontrar en muchos elementos de esta decoración. Estos detalles románticos los podemos encontrar, por ejemplo, en los tiradores de la mesita, en la ropa de cama, en el propio papel pintado o incluso en las cortinas.

Para vestir el suelo, se ha optado por una gran alfombra en color blanco. Sobre ella, diferentes cojines en tonos fucsia o azul a modo de asiento para poder estar sentado mientras se juega en el suelo. Además, la estancia también dispone de una ventana bastante grande que ayuda a iluminar el dormitorio con la luz natural. Esta luz, gracias a las finas cortinas se proyecta en el interior y se refleje en los espejos del armario. Así, la estancia se inunda de luz.

Muchas veces no nos damos cuenta que los pequeños detalles también son importantes a la hora de decorar. Entre ellos, la ropa de cama suele ser uno de los elementos más olvidados. En esta ocasión, se ha utilizado ropa de cama que mantiene el estilo general que se busca.

Los espejos en las puertas del armario de este dormitorio ayudan a aumentar la luminosidad y ayudan a dar mayor sensación de amplitud. Las puertas son puertas correderas, y al igual que el resto de la estancia, el armario es de color blanco.

Excepto la pared del cabecero, que es la que está empapelada, el resto de paredes tienen un sencillo friso de madera blanco. Este friso, además de decorar las sencillas paredes de la estancia, también le da calidez al dormitorio. Además, en una de las paredes, se han colocado unos colgadores sobre este friso.

Para darle una pincelada de color al dormitorio, se ha colocado un pequeño mueble de color azul. Una pieza que le aporta un aire fresco y alegría a la decoración.

¿Qué os ha parecido este dormitorio? Si queréis, podéis compartir las fotos de vuestros dormitorios u otras estancias del hogar en la Comunidad de decoración de la web.