Decorar estudio

Rincón de descanso

Rincón de descanso

Autor:

Os proponemos una sencilla idea para lograr un rincón de descanso en una estancia de vuestro hogar, un espacio perfecto para trabajar y descansar.

El rincón de descanso es el lugar ideal para huir de la rutina diaria y disfrutar del merecido descanso después de una dura jornada: tumbado en un sofá o practicando nuestro hobby favorito. Por ello en esta ocasión os vamos a mostrar cómo decorar un rincón de descanso.

Paso a paso, en Decogarden os mostramos cómo a través de un económico y sencillo proceso podéis transformar una estancia descuidada y vacía en un espacio lleno de vitalidad que, a la vez, os proporcionará la necesaria relajación: la combinación ideal.

  • Herramientas
  • Brocha
  • Rodillo
  • Pincel
  • Mango telescópico
  • Atornillador
  • Materiales
  • Masilla reparadora
  • Cinta para pintar
  • Cinta de precisión
  • Lienzo
  • Papel para cubrir
  • Pintura perla suave y fucsia
  • Pintura plástica
  • Sofá cama
  • Alfombra
  • Escritorio
  • Mueble estantería
Paso a paso para decorar un rincón de descanso

Paso 1
Transformaremos una estancia apagada y prácticamente vacía en una habitación repleta de energía y vitalidad: llenaremos de color las paredes con un original cuadro de los colores del arco iris, cambiaremos de ubicación los descoordinados y desordenados muebles, y terminaremos nuestro trabajo amueblándola con un sofá cama y una alfombra.

Paso 2
Retiraremos todos los muebles de la estancia y prepararemos la superficie tapando todos los agujeros de la pared. Luego, protegeremos con cinta de papel las jambas y el zócalo, y cubriremos el suelo con un plástico para manchar lo menos posible.

Paso 3
Recortaremos con una brocha los ángulos y las zonas difíciles de alcanzar y, a continuación, con el rodillo, pintaremos el resto de las paredes. Los colores que emplearemos serán el fucsia y el gris perla suave: combinando estos dos colores crearemos ambientes impactantes.

Paso 4
Después, realizaremos un cuadro decorativo, en esta ocasión crearemos un original arco iris. Para ello, en primer lugar, delimitaremos sobre el lienzo las zonas de diferentes colores con una cinta de precisión muy fina: cuando la quitemos no estropeará ni levantará el lienzo ni la pintura.

Paso 5
Ahora, con un pincel pintaremos las franjas de colores con pintura plástica. Una vez que se haya secado la pintura, retiraremos las tiras de cinta. Para colorear las zonas de unión entre las diferentes franjas procederemos de la siguiente manera: colocaremos cintas nuevas sobre los colores ya pintados y rellenaremos los espacios con los colores correspondientes.

Paso 6
Remataremos nuestro trabajo instalando una nueva estantería siguiendo las instrucciones del fabricante. Además, colocaremos una alfombra y una mesa nueva, y aprovecharemos el espacio al máximo situando un sofá cama. Una manera sencilla de decorar un rincón de descanso para finalizar el día.